Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas contra la privatización del SOC en vísperas a las marchas del 1 de Mayo

Activistas de toda Cataluña ocupan oficinas del Servicio Catalán de Empleo

"Que no nos paren. Contra el paro y la precariedad, no a la privatización del Servicio de Empleo". Con esta consigna, los sindicatos catalanes --grandes y no tan grandes-- y activistas de decenas de movimientos sociales han ocupado durante el día de hoy oficinas de Servicio Catalán de Empleo (SOC en sus siglas en catalán) en toda Cataluña. La protesta, que coincide con la víspera de las protestas del 1 de Mayo, llevará a algunos activistas a pasar toda la noche en las oficinas hasta salir mañana en manifestación. Solo en Barcelona hubo protestas en una decena de oficinas y la movilización también se ha producido en oficinas del Inem de otros puntos de España.

Además de coincidir con las protestas del 1 de Mayo, las concentraciones y ocupaciones se producen cuando la Generalitat ultima la nueva ley del SOC. Prometido de forma incesante desde que CiU regresó al poder en 2010 pero sucesivamente aplazado, el nuevo texto establecerá las condiciones de los convenios que la Administración catalana firmará con agencias privadas de colocación para que colabore en la inserción de parados.

En marzo este diario reveló que la Generalitat ultimaba convenios por valor de 1,9 millones de euros para que agencias de colocación y ETT encontraran trabajo para 10.000 personas. El desglose de los casi dos millones era de 40 euros por parado atendido en concepto de gastos de tramitación y 600 euros por desempleado a quien encuentren un trabajo de por lo menos seis meses. Al conocer las intenciones de la Generalitat, los sindicatos pusieron el grito en el cielo. La respuesta del consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig fue doble: por una parte congelarían el pacto hasta lograr consenso con CC OO y UGT; pero por otra advirtió de que la colaboración con los privados no tiene marcha atrás.

En la firma del Diálogo Social Permanente (una reedición del Acuerdo Estratégico), sindicatos, patronales y gobierno catalán se comprometieron a llegar a un acuerdo en la nueva ley del SOC. Las partes llevan semanas intercambiándose papeles, pero precisamente el punto de los convenios con las agencias de colocación es el que encalla las negociaciones e impide cerrar la ley.

La principal concentración se ha producido a media mañana ante la oficina del barrio Gòtic de Ciutat Vella de la capital catalana, donde han acudido los secretarios generales de CC OO y UGT, Joan Carles Gallego y Josep Maria Àlvarez. Han expresado su temor a que la Generalitat delegue en los privados la colocación de los perfiles más fáciles y deje de lado a las personas con mayores problemas de ocupabilidad. Las cifras de la Encuesta de Población Activa publicada ayer revelaron que en Cataluña hay 840.000 personas en paro, de las que sólo unas 300.000 cobran algún subsidio. En las concentraciones también han participado los sindicatos IAC y CGT o colectivos como la Coordinadora de Asambleas de Trabajadores y Trabajadoras en Paro.