La banca se hace con el control de Pescanova al salir el grupo Damm

La cervecera afirma que su salida del consejo es voluntaria Añaden que responde a nuevo compromiso de responsabilidad con la firma

Sede de Pescanova en Vigo
Sede de Pescanova en VigoLALO R. VILLAR

Los bancos se harán cargo de Pescanova para tratar de evitar la liquidación. El consorcio formado por Damm y la firma de inversión Luxempart llegó ayer a un acuerdo con lo principales bancos (Sabadell, popular, CaixaBank, NCG Banco, BBVA, bankia y UBI Banca) de la empresa en concurso de acreedores por el que estas entidades asumen el papel de accionista que iba a asumir inicialmente el consorcio.

El representante de Damm, José Carceller, y Luxempart, harán efectiva su renuncia irrevocable como consejeros de Pescanova en cuanto se apruebe el convenio de acreedores o en su caso, al abrirse la fase de liquidación. La cervecera  ha afirmado que su salida del consejo es voluntaria y responde a nuevo compromiso de responsabilidad con la firma pesquera con el fin de que la propuesta de convenio de la banca acreedora salga adelante y se evite así la liquidación de la gallega que, a su juicio, sería muy negativo. "Es una máxima responsabilidad y una decisión voluntaria renunciar a nuestra posición en el consejo y ceder la posición a la banca antes que llegar a la liquidación", han afirmado a Europa Press en fuentes de la cervecera catalana, que han reiterado que el hecho de abandonar el máximo órgano de dirección de la pesquera es un acto de responsabilidad con su futuro y el de sus trabajadores.

Más información
Pescanova acepta el órdago de la banca para evitar la liquidación
La banca ofrece 115 millones para Pescanova y una quita del 70%

El consorcio ha acordado ceder a las entidades financieras citadas su posición en el convenio de acreedores propuesto, que se mantiene sin más cambios. Los bancos lo rechazaban porque consideraban que favorecía al consorcio en detrimento de los acreedores financieros. Ahora, al ser ellos mismos los encargados de inyectar fondos y tomar la mayoría del capital, desaparece el obstáculo para su aprobación. Según la propuesta, todos los acreedores que sean titulares de posiciones acreedoras bajo el tramo 'senior' y bajo el tramo 'junior' de la deuda de Pescanova resultante del convenio y de los convenios de las filiales españoles (la deuda reestructurada) tendrán derecho a participar en el crédito supersenior en proporción a su participación en la deuda reestructurada. En todo caso, el credito supersenior queda asegurado por la banca en aquella parte que pudiera ser no suscrita.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS