Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos padres denuncian la falta de seguridad de los castillos hinchables

Los heridos del accidente al volar unos juegos hinchables en Alicante han sido dados de alta

La policía registró este lunes al menos dos denuncias de afectados por el accidente sufrido el pasado domingo en Alicante cuando un vendaval arrancó las sujeciones de cinco castillos hinchables que se elevaron por encima de los 10 metros con una docena de niños dentro, según dijeron fuentes policiales sin especificar sobre quién recaen las denuncias. De los 14 heridos que fueron tratados en el hospital de Alicante, todos fueron dados de alta.

Pese a la petición de prevención del Ayuntamiento, algunos familiares de los más de20 heridos que disfrutaban al mediodía de una feria de coches en una explanada presentaron denuncia durante la toma de declaración que ayer realizó la Brigada Provincial de la Policía Judicial.

Desde el Ayuntamiento se ha confirmado que la empresa que instaló los hinchables tenía todos los permisos municipales en regla, como aseguró el domingo Carlos Rodríguez Ceba, el gerente de Prosant Eventos.

Manuel Marín, el edil socialista que presenció el suceso, solicitó a la alcaldía la autorización emitida para el acto, así como otros informes. “Algo no está funcionando bien y tiene que corregirse”, dijo el edil de Esquerra Unida, Miguel Ángel Pavón, incluso conociendo la existencia de los permisos. “Los anclajes tendrían que diseñarse para fuertes ráfagas de viento puntuales y además revisarse antes de su servicio para evitar sucesos como los del domingo”, señaló.

El Ayuntamiento confirma que la empresa tenía todos los permisos

Alicante sufrió durante toda la semana pasada notables vientos, sobre todo en su cara litoral. El torbellino que describieron algunos testigos apareció de pronto, pero se conocía que la noche anterior 22 carpas y jaimas del recinto también fueron arrasadas por el viento, según confirmó a EL PAÍS, Carlos Rodríguez.

El informe emitido por los bomberos municipales ante el acto data de diciembre de 2013, cuando la Hoguera La Cerámica pidió permiso de organización a las concejalías de Fiestas y Deportes. “No existe inconveniente en acceder a los solicitado, no siendo necesaria la presencia preventiva de miembros del servicio” de bomberos, reza el documento redactado en un momento que difícilmente podía predecir los fuertes vientos que se han registrado en Alicante en la última semana.

“No existe figura administrativa que permita comprobar en el momento las circunstancias del evento”, dijeron otras fuentes de bomberos consultadas. “Estos castillos, al no tener partes mecánicas, prácticamente basta con un seguro de responsabilidad civil para obtener el permiso”, señalaron las fuentes que apuntaron que si no se demuestra que las ráfagas de viento que se llevaron por delante las instalaciones no estaban entre los 80 y 90 kilómetros hora, “el seguro no se hará responsable”.