Un espectáculo de fuegos artificiales causa un incendio en Cullera

Emergencias había decretado para todo el sábado el nivel máximo de riesgo El Ayuntamiento patrocinó el acto pirotécnico

Emergencias de la Generalitat había decretado para el sábado el nivel máximo de riesgo de incendios forestales en toda la Comunidad Valenciana, pero en Cullera ignoraron el aviso. Un espectáculo de fuegos artificiales provocó anoche un incendio en la montaña de la localidad que los bomberos no pudieron controlar hasta las dos de la madrugada.

El nivel 3 de preemergencia implica "la prohibición de hacer fuego incluso en zonas habilitadas para ello", como recuerda hoy Emergencias. El incendio se inició alrededor de las 23.00. Una carcasa que formaba parte del castillo de fuegos artificiales con el que se iniciaban las fiestas patronales de Cullera prendió fuego en la ladera y el fuerte viento lo extendió rápidamente arrasando monte bajo y matorral.

El incendio prendió a tal velocidad que la montaña ya era pasto de las llamas antes de que acabara el espectáculo, como se ve en un vídeo colgado en Youtube. El monte está seco tras un invierno de escasas precipitaciones.

El castillo de fuegos artificiales estaba patrocinado por el Ayuntamiento de Cullera, gobernado por el Partido Popular. El espectáculo fue disparado pese a la alerta por riesgo máximo de incendios forestales. El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat lanza sus avisos todas las mañanas y los remite a los ayuntamientos afectados. Cullera no suspendió el disparo montado en la zona del castillo, lugar habitual del espectáculo de las fiestas patronales. Este no es el primer año en que alguna carcasa causa un fuego, aunque no de las dimensiones del de este sábado. 

Fuentes de la Delegación del Gobierno han explicado que las peticiones de autorización para espectáculos pirotécnicos deben comunicarse con entre 10 y 15 días de antelación. En este caso, además, era exigible una autorización gubernamental expresa porque en los fuegos iban a emplearse más de 50 kilos de pólvora. 

Cullera solicitó el permiso en el plazo establecido y recibió la autorización tras los informes de seguridad que implican estos expedientes. Sin embargo, la responsabilidad final de permitir el disparo pirotécnico el día señalado es del Ayuntamiento -o en su caso de la entidad que lo organiza-, recuerdan desde la Delegación del Gobierno.

El alcalde de la localidad, Ernesto Sanjuán, no parecía esta mañana preocupado por lo sucedido. Localizado por la Cadena SER, afirmó que no podía atender a la emisora porque estaba en el certamen de bandas de las fiestas patronales.

El grupo socialista del municipio ha anunciado que pedirá responsabilidades políticas por lo sucedido. "No se puede tolerar que, por los caprichos de una persona, se ponga en peligro la vida de las persona", ha subrayado el portavoz del PSPV, Jordi Mayor, apuntando al alcalde, informa la Cadena SER.  

Para el control del incendio, que se acercó peligrosamente a una zona de viviendas de la localidad y obligó a algunos desalojos, tuvieron que ser movilizadas ocho dotaciones de bomberos de Cullera, Gandia, Silla, Catarroja, Alzira, Burjassot, Torrent y Sagunto, así como una brigada y cuatro autobombas.

Fuentes de la Generalitat apuntan a que el siniestro es responsabilidad del Ayuntamiento y su alcalde. El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, ha anunciado la apertura de un expediente sancionador, pero no ha querido señalar a nadie y ha precisado que habrá que esperar a que se resuelva el expediente para determinar quién es el responsable.

Castellano, en declaraciones a los medios antes del inicio de la convención política que el PP celebra este domingo en Castellón, ha incidido en que la Comunidad Valenciana se encontraba en situación de preemergencia nivel tres por riesgo máximo de incendios forestales, con lo que estaba prohibido realizar cualquier tipo de fuego incluso en las zonas autorizadas "porque eso establece la legislación" y ahora, por tanto, "se actuará conforme a la misma".

Así, preguntado sobre si se van a tomar medidas sancionadoras, ha indicado que "efectivamente, siempre que hay incumplimiento de la ley o de la normativa se toman medidas, como no puede ser de otra manera". "Si hay una denuncia habrá un expediente sancionador con toda la normalidad del mundo", ha incidido. Las sanciones oscilan entre los 6.000 y los 60.000 euros, e implican también el pago de la factura de los costes de la extinción.

Respecto a si las sanciones se dirigirán contra el Ayuntamiento de Cullera por permitir el disparo, ha indicado que se harán "conforme a lo que resuelva el expediente". "No sabemos quién tendrá o no tendrá la responsabilidad" sobre lo ocurrido, ha insistido Castellano. "Habrá que ver el expediente, se actuará con toda la normalidad, cumpliendo la normativa y el plan de incendios, que para eso está", ha concluido.

"Gravísima irresponsabilidad"

El portavoz adjunto de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) en las Cortes, Lluís Torró,  ha pedido ya una investigación de este suceso. Torró ha calificado "de intolerable" y de "gravísima irresponsabilidad" que el Ayuntamiento de Cullera permitiera el castillo de fuegos artificiales.

En un comunicado, Torró ha señalado que "no se puede comprender de ninguna de las maneras que el Ayuntamiento no modificara el enclave del castillo de fuegos, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas del día de ayer, con calor y viento, y con el agravante añadido del nivel tres de premergencia decretado por la propia Generalitat, por el riesgo máximo de incendios". Torró ha exigido al consejero Serafín Castellano "que tenga mano dura contra los responsables de estos hechos" y ha reclamado su comparecencia en las Cortes.

"Esperamos también una respuesta inmediata del Consistorio cullerense sobre por qué no atendió el nivel de preemergencia decretado por la Generalitat", ha incidido el diputado, quien ha asegurado que la montaña de Cullera "sufre cada año" por este espectáculo de las fiestas de La Baixà "incendios de menor o mayor consideración". "Este año ya es la gota que colma el vaso. Ya es hora que se actúe y se prohíba que este castillo se dispare en la falda de la montaña", ha incidido.

Por su parte, la presidenta del grupo socialista en las Cortes, Ana Barceló, ha asegurado que "cuando un responsable político se salta las advertencias de Emergencias sobre riesgo extremo de incendios forestales debe dimitir, porque ha puesto en peligro bienes y personas". Según la dirigente del PSPV, el consejero de Gobernación "no solo debe abrir expediente y depurar responsabilidades por esta grave negligencia, sino que si existen responsabilidades penales debe personarse".

Para Barceló, este caso "pone en evidencia una irresponsabilidad tanto por parte del alcalde de Cullera como del propio consejero Castellano, quien debe dar explicaciones sobre si dio las órdenes oportunas para que el castillo no se disparara o, por el contrario, dio la callada por respuesta".

También ha pedido explicaciones el portavoz de Compromís en las Cortes, Enric Morera, quien ha reclamado que se asuman las responsabilidades políticas pertinentes por parte de quienes autorizaron la "barbaridad" de lanzar el castillo de fuegos artificiales en una situación de preemergencia riesgo máximo de incendios.

Morera pedirá la comparecencia urgente del consejero de Gobernación, Serafín Castellano, como responsable de la prevención de incendios de la Generalitat, dado que "es inaudito que existiendo un nivel de alerta tres, que impedía realizar actividades pirotécnicas" se lanzara finalmente el castillo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50