Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE

‘REC 4 Apocalipsis’ abrirá el Festival de Cine Fantástico de Sitges

Jaume Balagueró da por acabada la saga que empezó hace siete años

Cartel de la edición de este año del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges
Cartel de la edición de este año del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges

La claustrofobia, la angustia y el terror de REC 4 Apocalipsis, la cuarta película de la saga que empezó Jaume Balagueró hace siete años, abrirá la 47ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges que se celebrará entre el 3 y el 12 de octubre. “Me cuesta definir las películas y no las quiero comparar pero creo que REC 4 Apocalipsis persigue un divertimento angustiante y terrorífico”, comentó ayer Balagueró. El tráiler que se exhibió en la presentación del Festival de Sitges contiene una buena dosis de esas sensaciones: con una persecución aterradora entre camarotes y estrechos pasillos del interior de un barco.

“Estoy muy contento de que la saga se acabe donde empezó, en el Festival de Sitges”, añadió Balagueró. Tanto REC 1, como REC 2 estuvieron en Sitges y la tercera entrega no fue exhibida por problemas de fechas, según aclaró el director. No habrá más REC: “aunque nunca se puede decir nunca jamás, la intención es esa”, afirmó.

La película, protagonizada por Manuela Velasco, ha sido rodada en Barcelona, Gijón, Terrassa y Canarias. Parte de la acción transcurre en el interior de un barco. “Todavía no hemos acabado pero estamos ilusionados en que la película esté a punto en octubre”, añadió. REC 4 Apocalipsis arranca en el momento en el que Angela Vidal, la única superviviente de la terrible infección, es evacuada del edificio y, cuando finalmente la situación parece bajo control, el caos vuelve a imperar y la semilla del mal adopta nuevas y terribles formas.

El festival propone volver a los sueños ante la "aburrida" realidad

Las imágenes terribles, los zombis y todo tipo de criaturas extrañas volverán a ser el centro del festival que en esta edición se dedica al mundo del sueño, a lo onírico. “Hay que volver a los sueños porque la realidad es muy aburrida”, ha resumido Ángel Sala, director del certamen, que defendió el tipo de cine que se ve —con un rotundo éxito año tras año— en el Festival, “es un cine radical y valiente que no se puede encontrar en las pantallas comerciales”.

Soñar, o imaginar, es lo que sugiere el cartel del Festival de este año. Un niño, vestido de uniforme, con los ojos vendados que sostiene un manojo de globos que son ojos y, al fondo, como en una nebulosa la iglesia de Sitges. “Es una imagen sugerente que cada uno puede interpretar como quiera” ha comentado Rafa Antón, director creativo de la agencia China que ha realizado el cartel.

El festival también contará con la película de producción catalana La distancia, la nueva creación del codirector del festival Sónar y cineasta Sergio Caballero.

El programa incluye el nuevo filme de Sergi Caballero

El certamen incorporará en esta edición una nueva sección en su estructura, Blood Window, en alianza con el sello de cine fantástico Ventana Sur y que será una forma de apostar por el cine de género latinoamericano. “Está surgiendo talento de cine de género y también de autor”, comentó Sala.

Sala también avanzó en la presentación que se podrá ver la película coreana Han Gong-ju, de Lee Sujin, como filme inaugural de la sección Noves Visions. La película ha sido la ganadora de los festivales de Rotterdam y Deuville y se la considera uno de los mejores dramas coreanos de la última década.

El certamen volverá a contar con los patrocinadores de los años pasados y tendrá un presupuesto similar al de 2013, en torno a los 1,5 o 1,7 millones de euros. El director del Festival de Sitges cree que lo peor ya ha pasado: “Parece que hemos superado la tremenda bajada de los años anteriores y, además, estamos trabajando para tener más patrocinadores”.