_
_
_
_

Denunciado el alcalde de Miraflores de la Sierra por amenazar a un policía

El regidor niega que le intimidara y afirma que solo le preguntó por una denuncia

F. Javier Barroso

Un policía municipal de Miraflores de la Sierra (5.900 habitantes) ha denunciado al alcalde de esta localidad, Juan Manuel Frutos Álvaro, del PSOE, como supuesto autor de un delito de amenazas. Según consta en el escrito presentado ante el Juzgado de Colmenar Viejo, el regidor le dijo: “Te voy a buscar la ruina, te voy a buscar un muerto” y “tú no sabes la que te espera, voy a muerte a por ti”. Frutos niega estas acusaciones y mantiene que solo le pidió explicaciones de por qué se había llamado a los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para que inspeccionaran la perrera.

Los hechos ocurrieron a principios de mes, cuando el policía estaba de patrulla con un compañero; un ciudadano le paró entonces y le preguntó por la presunta falta de condiciones sanitarias e higiénicas de la perrera. El denunciante llamó al Seprona para que inspeccionaran el centro de animales abandonados, según el escrito presentado.

Los guardias civiles del puesto de Buitrago de Lozoya llegaron a la perrera alrededor de la una de la tarde y pidieron que acudiera el responsable de la Concejalía de Medio Ambiente. Debía presentarles la documentación correspondiente de la instalación. El policía llamó a través del teléfono móvil corporativo al concejal del área para informarle de la presencia de los agentes del Seprona. El edil le aseguró que estaba reunido y que no podía acudir a la perrera.

Acto seguido, cogió el teléfono el alcalde, según la denuncia. Utilizó “un tono muy agresivo y amenazante” contra el policía, que puso el altavoz del teléfono para que las personas que le rodeaban pudieran escuchar la conversación. Entonces fue cuando le amenazó, según su relato. “Tú no sabes dónde te has metido. Escúchame, quiero que te enteres de una cosa: voy a muerte a por ti. Tú no sabes quién soy yo” fueron otras frases que constan en la denuncia.

El agente, que está de baja, afirma que se siente en peligro y que teme por su integridad física y la de su familia. Mantiene que teme por su estabilidad en el puesto y que el alcalde inicie un expediente sancionador. Ha pedido una orden judicial de alejamiento contra el alcalde.

Juan Manuel Frutos niega todo lo expuesto por el agente en la denuncia y afirma que en la conversación telefónica tan solo se limitó a pedirle que le explicara por qué había llamado a los agentes del Seprona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

“Me pasaron el teléfono después de que llamara al concejal de Medio Ambiente. Me limité a decirle que si lo que pretendían era buscarme la ruina a mí y al Ayuntamiento”, relata el regidor. “Desde luego, no le intimidé ni le amenacé ni nada parecido. Será un juez el que tenga que determinar si el que dice la verdad es él o yo”, añadió Frutos.

Este mantiene que el problema con la Policía Municipal está enquistado desde hace tiempo y que no es una casualidad que cinco de los nueve agentes de la plantilla estén de baja. Entre ellos, se encuentra el denunciante desde el día que ocurrieron los hechos, según el alcalde.

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_