Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta de los trabajadores de la FNAC por sus condiciones laborales

Los empleados y su movilización en la red logran que treintena autores no firmen en la tienda

La empresa dice que cumple con el convenio y lamenta el perjuicio causado a autores y clientes

Las casetas vacías de la FNAC de El Triangle. Ampliar foto
Las casetas vacías de la FNAC de El Triangle.

Los trabajadores de la FNAC protagonizan durante la jornada de hoy una protesta en la tienda de la plaza de Catalunya de Barcelona. Convocada por el sindicato CGT junto a una huelga en el centro, la movilización pretende denunciar el empeoramiento de las condiciones laborales y salariales que los empleados han sufrido desde hace un par de años. La tienda ha abierto con normalidad, igual que las casetas que la FNAC ha instalado en la plaza, pero la difusión de la protesta en las redes sociales ha provocado que una 42 escritores hayan renunciado a firmar sus libros en las mesas de la cadena en esta tienda.

Desde las once de la mañana, cuando estaba previsto el inicio de los autores con sus lectores, las casetas de firmar permanecen vacías. Entre los autores que han renunciado a firmar figuran los escritores Almudena Grandes, Bernardo Atxaga, Juan José Millás o Enrique Vila-Matas; el actor Toni Albà; los periodistas Fernando Ónega, Maxim Huerta, Antonio Baños, Jaume Barberà y Jair Dominguez; los humoristas Forges y Andreu Buenafuente; la ilustradora Agustina Guerrero; la monja Sor Lucía Cam; el publicista Risto Mejide, o el político Joan Ridao.

El delegado de CGT en la tienda de la céntrica plaza, Ferran Moltó, ha explicado que es muy difícil cuantificar el seguimiento de la huelga, porque el 60% de los contratos son a tiempo parcial, de modo que puede haber trabajadores a quienes no les toque trabajar hoy. Además, como cada año coincidiendo con la fiesta de Sant Jordi, la empresa ha contratado hoy personal de refuerzo. Estas contrataciones, que el sindicato cifra en al menos 30 personas, han sido denunciadas por CGT ante la inspección de trabajo. Por su parte, la empresa, a través de un comunicado, ha asegurado que el seguimiento de la huelga "ha sido mínimo, de un 11%" y ha "lamentado" que el sindicato CGT en la tienda del centro comercial El Triangle "se haya atribuido en su comunicación la representación de los trabajadores de la compañía cuando representan a un porcentaje del 6% del total de los representantes sindicales".

Moltó explica que las condiciones laborales han empeorado a raíz del nuevo convenio de centros comerciales y de la sucesiva aplicación de dos artículos 41 del Estatuto de los Trabajadores a la plantilla, un artículo que permite "modificar sustancialmente" las condiciones laborales y al que dio alas la Reforma Laboral. Entre otras cuestiones, la empresa introdujo el copago del seguro médico de los empleados (hasta entonces lo pagaba la firma y ahora la mitad la paga el trabajador), eliminaron incentivos y bonos de los cargos medios y altos, y el nuevo convenio eliminó el plus de los festivos trabajados. En el comunicado de la empresa, ésta afirma que "los argumentos esgrimidos por CGT Triangle para justificar la huelga son absolutamente falsos e inconsistentes" y asegura que la firma "cumple con el convenio colectivo de grandes almacenes".

Además de las cuestiones salariales, la plantilla denuncia presiones de la empresa a los trabajadores para conseguir que los clientes se hagan socios de la tienda o contraten seguros si compran productos de tecnología. El sueldo medio de un vendedor de la FNAC es de unos 850 euros, aseguran los representantes del sindicato CGT. La fuerza mayoritaria en la empresa es UGT, que pese a convocar inicialmente un paro entre el comité de empresa, no se ha sumado a la protesta.

El comunicado difundido por FNAC "lamenta que la actitud beligerante del piquete informativo haya impedido el normal desarrollo de las firmas programadas" y pide disculpas a autores, editores y clientes que se hayan podido ver afectados por la protesta.