Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galicia perdió más de 18.000 habitantes durante 2013

12.099 de los ciudadanos que abandonaron la comunidad eran extranjeros, según el Padrón

Galicia perdió 18.381 habitantes el año pasado, de los cuales 12.099 eran ciudadanos extranjeros, según los datos del avance de la estadística del Padrón Continuo a 1 de enero de 2014 que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, la Comunidad gallega pasa de 2.765.940 habitantes a 1 de enero de 2013 a contar con 2.747.559 al inicio de 2014, lo que supone 18.381 personas menos, un descenso del 0,7 por ciento.

La cifra de extranjeros inscritos a 1 de enero de 2013 en Galicia era de 109.962 -el 4% de los gallegos censados- y se ha reducido en 12.099 personas hasta los 97.863 registrados el inicio de 2014, lo que representa el 3,6 por ciento del total de residentes en la comunidad. Así, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, la caída en de los extranjeros censados ha sido del 11% en galicias . Además, los datos del INE indican que de los 314 municipios con los que cuenta Galicia, 231 tienen entre 1.001 y 10.000 habitantes; 50, entre 10.001 y 50.000 personas; 26, menos de mil; cuatro de 50.001 a 100.000; y tres, más de 100.000.

La reducción es general en todas las comunidades autónomas y sólo se han producido incrementos de población en Ceuta (783 personas más) y Melilla (771 más), inferiores ambas al 1%. Andalucía, Cataluña, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana siguen siendo las más pobladas, mientras La Rioja, Cantabria y Navarra repiten como las zonas con menos vecinos.  El desglose provisional del Padrón ofrece una visión de cómo se reparte la población de España por municipios y revela que casi cuatro de cada diez inscritos figuran en ciudades de más de 100.000 habitantes, y eso teniendo en cuenta que de los 8.117 municipios que hay en España, 61 presentan este tamaño (12 en Andalucía, 10 en Cataluña y 10 en Madrid) mientras 4.923 cuentan con una población menor de 1.000 vecinos.

Hasta 2012, la población española había aumentado todos los años desde que se tienen datos (1998) debido, fundamentalmente, a la llegada de extranjeros en los años de bonanza económica, una situación que la actual crisis ha invertido obligando a muchos de ellos a regresar a sus países o a buscar oportunidades de futuro en otros lugares.