Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Ribó: la FIFA no deja jugar a fútbol a niños extranjeros tutelados

Una norma para evitar abusos por parte de los grandes clubes se aplica a todas las categorías

Rafael Ribó.
Rafael Ribó.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, denunció ayer que la normativa sobre fútbol de la FIFA discrimina a los niños extranjeros tutelados por la Generalitat. La denuncia del síndic llega tras estudiar una queja recibida porque la Federación Catalana de Fútbol (FCF), a instancias de la Federación Española de Fútbol (FEF) y la FIFA, impide tramitar la licencia deportiva a dos menores extranjeros tutelados por la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia que viven en centros públicos.

La FIFA aprobó en 2009 el reglamento sobre el estatuto y la transferencia de jugadores para proteger a los menores de las prácticas mercantiles en los traspasos de jugadores, norma por la que ha sido sancionado el Fútbol Club Barcelona.

Ribó considera, sin embargo, que “la normativa para proteger a los niños no debería ser un obstáculo a otros para practicar el fútbol”. “Esto sucede cuando los menores extranjeros residentes, que están al margen de prácticas mercantiles, no pueden incluirse en ninguna de las excepciones del reglamento para inscribirse en clubes federados o acogerse a la que establece la FEF, que requiere una estancia ininterrumpida de al menos cinco años en España”, sustuvo el síndic. Ribó también recordó que el Decreto 58/2010 de las entidades deportivas catalanas permite jugar a los “nacidos en Cataluña y los que han adquirido vecindad administrativa que quede acreditada en los dos últimos años”.

Ribó denuncia que el reglamento de la FIFA “podría suponer trabas al derecho de los niños al juego y a la práctica deportiva”. El síndic también considera que exigir al menos cinco años de residencia, como establece la FEF, o dos de vecindad como exige la Generalitat, “supone limitar el derecho de acceso a la práctica deportiva”.

El síndic ha alertado que “exigir años mínimos de residencia no supone interpretar la normativa en función del principio del interés superior del niño, protegido por la Convención de las Naciones Unidas” y ha pedido a la Generalitat que plantee a la Federación Catalana de Fútbol, a la FEF y la FIFA “que se limite la aplicación de los requerimientos del reglamento a los clubes más vinculados al fútbol profesional” pero no a los niños tutelados sin intereses mercantiles.

Más información