Todas las plantas de Fagor en Francia se mantendrán abiertas

La empresa argelina Cevital y otras dos compañías francesas rubrican un acuerdo que permitirá salvar 1.400 puestos de trabajo

El grupo argelino Cevital y dos pequeñas empresas francesas han firmado hoy un acuerdo para mantener abiertas todas las plantas de la filial de Fagor en Francia y salvar más de 1.400 de los 1.800 puestos que tenía la empresa en el país antes de iniciarse el concurso de acreedores en noviembre pasado. Fuentes empresariales han señalado que los acuerdos permitirán mantener abiertas las fábricas de FagorBrandt en Aizenay, donde se fabrican microondas, y La Roche, de lavadoras y secadoras, que se suman a las otras dos, la de Orleans, de producción de hornos, y Vendôme, de cocinas de gas y vitrocerámicas, que se quedará de forma directa Cevital.

Estos acuerdos abren la puerta a que el Tribunal de Comercio de Nanterre, a las afueras de París, que estudia la continuidad de la empresa, dé mañana luz verde al mantenimiento de la actividad y a la venta a los diferentes candidatos. Los jueces de Nanterre exigieron el pasado viernes un compromiso entre los aspirantes antes de tomar una decisión.

Tras un largo fin de semana de negociaciones, en el que los sindicatos presionaron para forzar el acuerdo, la intervención del Ministerio francés de Economía fue clave para que todos los candidatos se sentaran hoy en una mesa y rubricaran los contratos.

En ellos, se establece que el grupo Variance Technologies, especializada en el tratamiento de plásticos, se quede con parte de la actividad de la planta de Aizenay y conserve 53 puestos. S20 Industries mantendrá la actividad en La Roche-Sur-Yon y parte de la de Aizenay, con un total de 170 puestos suplementarios, 84 de ellos temporales. En total, se salvarán 220 de los 439 puestos que había en esas dos plantas, que se suman a los 1.200 que mantiene Cevital en Orleans y Vendôme, además de las oficinas centrales de Reuil y el servicio posventa de Cergy, ambos a las afueras de París.

Si el Tribunal de Nanterre da luz verde a estas operaciones, la suspensión de pagos de FagorBrandt se saldaría con 390 despidos. Pese a ello, los sindicatos del grupo afirman que hay otros puestos que están en el aire, en particular los del grupo Citel, con base en Lyon, que destinaba toda su fabricación de lavadoras a FagorBrandt y cuyos 420 empleos corren peligro.

La adjudicación de la filial francesa de Fagor a Cevital se despejó después de que el pasado viernes un juzgado de lo Mercantil de San Sebastián aceptara la oferta de la empresa argelina para comprar las patentes, condición impuesta por sus propietarios para quedarse con el grupo en Francia.

Cevital pagará 25 millones por las marcas Brandt, De Dietrich, Vedette, Sauter y Easycook y conservará no sólo 1.200 de los 1.800 empleados de FagorBrandt en Francia, sino también 350 en Polonia y 300 en España. Los trabajadores esperan que se resuelva lo antes posible el caso y que el grupo argelino inyecte los 100 millones de euros que se ha comprometido a invertir, lo que permitirá a las empresas retornar a la actividad, parada por falta de dinero para comprar componentes

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS