Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza desarticula una banda que podría haber robado en 20 pisos

A Los cinco hombres arrestados, de entre 29 y 38 años, se les imputa delitos contra el patrimonio y pertenencia a grupo criminal

Agentes de la Ertzaintza han desarticulado una banda de ladrones de Europa del Este especializada en asaltos a viviendas, y ha detenido a cinco de sus miembros a los que se investiga por su presunta participación en una veintena de robos en domicilios de San Sebastián, Irun, Rentería y Hernani.

Según ha informado hoy el departamento vasco de Seguridad, los cinco arrestados son expertos en robos "sin dejar apenas rastro" mediante el uso de ganzúas, el método del "resbalón", que permite abrir con un plástico puertas cerradas sin llave, o la extracción del bombín de las cerraduras.

Se trata de una banda organizada e itinerante, compuesta por personas de origen georgiano, ruso y checo, a las que también se vincula con robos y falsificaciones de documentos y que se apropiaban de joyas, dinero y material informático en inmuebles situados en los centros urbanos de los municipios.

Estos "especialistas" se movían en una franja horaria entre las 08.30 y las 14.00 horas, aprovechando la ausencia de personas en las viviendas, y accedían a las casas "de forma silenciosa sin dejar rastro de fuerza en la cerradura".

Las investigaciones policiales permitieron ya a finales de marzo reconocer a algunos de sus miembros, a pesar de que utilizaban documentación falsa y diferentes identidades. En un control de carretera, agentes de la Policía vasca identificaron a tres de los sospechosos y encontraron bajo la rueda de repuesto de su vehículo una bandolera que contenía material de precisión utilizado en la apertura de cerraduras.

Al parecer, el grupo se movía en células de tres integrantes que se repartían las tareas de control y vigilancia del objetivo, la apertura de las puertas y la receptación de los objetos sustraídos. Además, las pesquisas permitieron determinar que los implicados se habían establecido recientemente en un piso de alquiler ubicado en Irún.

La coordinación y el seguimiento de la Ertzaintza permitieron el pasado viernes la detención simultánea de dos miembros de la banda en San Sebastián y de otros tres en Irún, cuando presuntamente estaban intentando cometer nuevos delitos.

En la capital donostiarra interceptaron a otros dos miembros de la banda que desde primeras horas del día se habían acercado a portales de calles del barrio de Amara, como Catalina de Erauso o José María Salaberria. Estos dos presuntos ladrones fueron capturados en el interior de un vehículo, en el que los policías se incautaron de guantes y herramientas, así como de diversas pulseras, pendientes, cadenas y algún anillo cuya procedencia se investiga.

Los cinco hombres, de edades comprendidas entre los 29 y los 38 años, fueron imputados por distintos delitos contra el patrimonio y pertenencia a grupo criminal. En el registro practicado de la vivienda de Irún en la que residían fueron halladas más herramientas utilizadas habitualmente en los asaltos de domicilios, entre ellas, ganzúas, llaves, plásticos rígidos preparados para el sistema del "resbalón", varias cerraduras manipuladas, así cómo diversas joyas y documentos de identidad lituanos, presuntamente falsificados y a nombre de uno de los arrestados.

Todos los detenidos fueron puestos ayer a disposición judicial, mientras la Policía vasca continúa con las investigaciones con el fin de esclarecer otro tipo de hechos o denuncias relacionadas.