Collboni advierte al alcalde Trias de que en Barcelona “se ha acabado la tregua”

El candidato del PSC en Barcelona presenta la reorganización del partido Gabriel Colomé presidirá el grupo y Assumpta Escarp y Carmen Andrés salen reforzadas

Jaume Collboni, en el centro, junto con concejales del PSC en el Consistorio de Barcelona.
Jaume Collboni, en el centro, junto con concejales del PSC en el Consistorio de Barcelona.

Calle, calle y mucha más calle. Esta es la fórmula que quiere aplicar Jaume Collboni, el flamante candidato del PSC en Barcelona, para recuperar los apoyos perdidos durante los últimos años y devolver la alcaldía de la capital catalana a los socialistas. La calle parece ser el mejor escenario para darse a conocer y retomar el pulso de la ciudad. Además, Collboni tampoco tiene muchas alternativas ya que no es concejal del Ayuntamiento y no puede entrar para participar en los plenos.

Esta es la estrategia que estos días ha explicado a su nuevo equipo, los 11 concejales socialistas con quienes ya ha empezado a trabajar codo con codo. Jaume Collboni ha hablado con cada uno de ellos durante esta última semana, que empezó con la renuncia de Jordi Martí, el hasta ahora presidente del Grupo Municipal Socialista (GSM) en Barcelona que no logró superar la primera ronda de las primarias. Tras su dimisión y la victoria de Collboni, hacía falta una reorganización del grupo y ayer se anunció.

“No tenemos demasiado tiempo que perder”, dijo Collboni y avanzó que la nueva “reordenación” quiere ser un “gobierno en la sombra”, para hacer una buena oposición y evidenciar que existe una alternativa. “Quiero decirle, señor Trias, que se la ha acabado la tregua”, dijo Collboni.

Tras los cambios anunciados, el nuevo presidente del GMS será Gabriel Colomé, que hasta ahora ejercía de portavoz del grupo. Sobre él recaerán las responsabilidades más institucionales y burocráticas, como las comisiones, los plenos o las preguntas al alcalde.

Otra persona que gana poder es Assumpta Escarp, que hará de portavoz del grupo. Escarp, que tiene una larga experiencia en el Ayuntamiento, apoyaba abiertamente la candidatura de Collboni y su nombre sonaba como posible presidenta de grupo. Pero la concejal socialista lleva también la compleja cartera de Urbanismo, Seguridad y Medio Ambiente y el cargo de portavoz le permitirá compaginar las dos funciones.

También Carmen Andrés, la concejala de Nou Barris que logró pasar a la segunda ronda de las primarias y perdió por solo 500 votos, sale reforzada con la nueva distribución. Su principal objetivo será liderar la cartera de Servicios Sociales, la más importante para la estrategia socialista. Además de mantener esta cartera, ejercerá también de portavoz adjunta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estos nombramientos, y los que afectan al resto de concejales, no serán oficiales hasta que hoy los apruebe la comisión ejecutiva de la Federación de Barcelona. Después de que Collboni consiga el visto bueno de la federación, algo más que previsible, tendrá que ser el pleno del Ayuntamiento de Barcelona, que se celebrará el 9 de mayo, el que apruebe la nueva organización, la dimisión de Jordi Martí y la entrada de Núria Carmona, la nueva concejal que se encargará de Horta-Guinardó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS