Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La espontaneidad de Gordillo se entremezcla con susurros de Mieg

El proyecto 'En paralelo' contrapone las exposiciones de dos artistas contemporáneos

Luis Gordillo posa ante obras de la exposición que presenta en Artium.
Luis Gordillo posa ante obras de la exposición que presenta en Artium. EFE

La espontaneidad colorista y figurativa de Luis Gordillo se mezcla con los susurros intimistas de Juan Mieg, en una exposición que desde este miércoles se podrá visitar en el museo Artium de Vitoria con las obras de dos de las figuras más relevantes en el arte español de las últimas décadas. El centro de arte contemporáneo vitoriano ha presentado una nueva edición del proyecto En paralelo con las exposiciones XXL/XXI, de Gordillo, y Xuxurlaka (Entre susurros), de Mieg, dos artistas coetáneos a los que les une un mismo concepto rupturista pero cuyos trabajos dan resultados bien distintos. Precisamente, el programa En paralelo pretende hacer coincidir en las salas del museo a dos autores que han desarrollado un significativo trabajo en el "paraíso perdido" de la pintura, con coincidencias y discrepancias.

Gordillo y Mieg, ambos nacidos en la década de 1930, pertenecen a una generación que participó de las mismas necesidades por superar los lenguajes artísticos del momento. Estas inquietudes las desarrollaron cada uno con opciones estéticas bien diferentes, pero ambos tuvieron una importante influencia en generaciones posteriores de artistas. La exposición XXL/XXI, extragrande y reciente, incide en el tamaño de las obras que llegan a alcanzar los cinco metros de longitud y se sitúa cronológicamente en los últimos diez años. En total son 26 títulos, entre ellos varias series con las que Artium ha pretendido trasladar a Vitoria esa imagen caleidoscópica del taller de Gordillo, lleno de luz y creatividad.

Entre otras obras se puede admirar por primera vez en España Estructura de miel sintética, un cuadro que ha estado hasta ahora en Alemania y que es, en boca del propio autor sevillano, de los de "dejarse los cuernos" en su creación. Además de esta hay otras series de trabajos que nacieron en collages, siguieron siendo una fotografía y luego pasaron a tela para ser pintados con un colorido significativo de Gordillo y sus reminiscencias pop.

El director del proyecto En paralelo, Enrique Martínez, ha dicho que la obra de Gordillo es como un "sismógrafo del alma" del artista, que refleja su mundo interior que, según el propio artista, es fundamentalmente espontaneidad con una base "muy directamente conectada a lo interior". 

En una sala contigua, Juan Mieg (Vitoria, 1938) muestra 32 obras, como es tradicional en él sin título, sin data, que componen la exposición Xuxurlaka  en la que el autor pretende dar libertad absoluta al espectador para su interpretación. El de Mieg es un trabajo austero, intimista, que segrega entre susurros imágenes del inconsciente, con un tratamiento de superficies, de texturas, de juegos cromáticos, de tensiones entre masa de color y espacios diáfanos.

Esta treintena de óleos sobre lienzo plasma la expresión de lo inconsciente de manera "silenciosa", según Mieg, frente a la posibilidad de que esa muestra pudiera hacerse de modo grotesco o agresivo. La de Mieg es una pintura intuitiva de un artista que presenta pocas inflexiones en su carrera y que utiliza la técnica pictórica como propio modo de comunicación con el espectador, ya que se enfrenta de manera brusca al "lienzo en blanco", sin proyecto, sin bocetos, dejando fluir las imágenes con sus ritmos e intensidades particulares.