El nuevo modelo de plantilla del campus de la Autónoma subleva al profesorado

Los sindicatos denuncian que se aumenta las horas lectivas, cosa que creará excedente de docentes

Se acerca el momento en que las universidades planifican el próximo curso. La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha presentado su nuevo modelo de plantilla que ha disparado las alarmas entre sindicatos y jefes de departamento. La UAB ha recalculado las horas de clase que se deben dar según el número de alumnos, así como las horas que pueden impartir los profesores. La clave del cambio está en que los docentes que no hagan investigación deberán dar más clases.

Con el nuevo modelo, en algunos departamentos habrá superávit de docentes, cosa que puede derivar en la reducción de los contratos de los profesores temporales —los únicos que se pueden modificar— o en despidos. “Básicamente sobra profesorado en muchos departamentos”, resume CC OO. La CGT cifra el excedente entre 40 y 160 docentes.

En los departamentos que falte profesorado, se teme que solo se contrate a los docentes más baratos. “Nos interesaría un investigador en formación, pero claro, es más caro que un asociado. El problema de fondo es que no hay recursos”, se queja un jefe de departamento. 15 de ellos de los 57 que tiene la UAB, han pedido por carta al rector que replantee el modelo y lo critican por no haberlo negociado previamente.

El rectorado ha decidido no aplicar el polémico sistema hasta el curso 2015-16. Juan Jesús Donaire, vicerrector de profesorado de la UAB, niega despidos, pero admite que la en los departamentos donde falten profesores la situación puede ser “muy complicada” por las limitaciones a la hora de contratar. “Esto se solucionará poco a poco. Los que tienen derecho a hacer menos clases de momento no podremos garantizárselo inmediatamente”, apunta Donaire.

Contratos irregulares

La CGT ha denunciado ante la Inspección de Trabajo una denuncia por el mal uso que hace la UAB de los contratos de los profesores visitantes. Según la norma, este es un colectivo de docentes especialistas de otros campus, nacionales o internacionales y de centros de investigación, que son llamados para dar clases durante un máximo tres años.

De los 40 visitantes de la UAB, unos 18 estarían en situación irregular, según la CGT. Son, por ejemplo, directores de entidades bancarias jubilados o personas que ya trabajaban en la UAB. Donaire confirmó las irregularidades, que las achacó a “errores del pasado”, y aseguró que se está enmendando la situación.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50