Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viera concedió 32 millones en ayudas a la empresa en la que trabajó su hija

La Guardia Civil censura al diputado por su “interés personal” en las ayudas

El diputado a Cortes José Antonio Viera, en la comisión de los ERE de 2012. Ampliar foto
El diputado a Cortes José Antonio Viera, en la comisión de los ERE de 2012.

La Guardia Civil destaca que el diputado socialista a Cortes José Antonio Viera  concedió ayudas públicas por 32 millones al grupo Matadero Sierra Morena para el que trabajó su hija Sonia Viera. En su último atestado del caso ERE, los investigadores acusan al diputado socialista de tener “relaciones e intereses, de ámbito personal quizás también por afinidades políticas” para concentrar el 61% de las subvenciones directas a empresas para toda Andalucía en la Sierra Norte de Sevilla, una pequeña comarca de 30.000 habitantes.

Los empresarios del grupo y exconcejales socialistas José Enrique Rosendo y José María Sayago recibieron finalmente pagos por 15 millones, pero estos estaban destinados a 18 empresas que “carecían de contenido, no tenían actividad comercial ni trabajadores dados de alta”, según critican los investigadores. En este último atestado, los agentes señalan a tres dirigentes históricos del PSOE andaluz [Viera, Francisco Vallejo y José Caballos], políticos de la Consejería de Empleo, de la agencia Idea, y empresarios, así hasta alcanzar una veintena de personas con mayor o menor responsabilidad.

Los agentes resaltan la “participación esencial” de Viera en la consecución de las ayudas, y que en el grupo Matadero Sierra Morena estuviera su hija. El atestado señala que Viera tuvo que dar a su subalterno el exdirector de Trabajo Javier Guerrero “instrucciones oportunas para que la sucesión de estas subvenciones se materializaran de forma ininterrumpida, incluso para que las mismas continuasen cuando Viera abandona la consejería”.

“De los 24 convenios que suscribieron a favor del grupo de empresas del tándem Rosendo-Sayago por importe de 13,2 millones, 20 se efectuaron durante el periodo en el que José Antonio Viera fue máximo responsable del Instituto de Fomento de Andalucía y su hija, Sonia Viera, trabajadora de este grupo”, subrayan los agentes. En otro pasaje del atestado, este subraya cómo Guerrero reveló que Viera le dijo que “tenían que salir adelante” las ayudas de la firma Virgen del Espino con cuyo dueño Eduardo Lora,   Viera “mantenía una relación personal”. Un apunte manuscrito rubrica esta aseveración de los agentes, ya que junto a la ayuda para Virgen del Espino figura la palabra “VIERA”, al igual que la ayuda de Posada del Moro, establecimiento hotelero que recibió 450.000 euros y donde Viera solía pernoctar.

Los agentes apuntan también a la responsabilidad del exconsejero y sucesor de Viera, Antonio Fernández, así como la del exdirector de Trabajo Javier Guerrero para propiciar la entrega de fondos públicos “concedidos con total arbitrariedad”.