Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento no recurrirá el fallo del Superior sobre la remodelación de Anoeta

La intención es continuar con la remodelación prescindiendo de la construcción de las cuatro torres

El Ayuntamiento de San Sebastián ha decidido este lunes que no recurrirá el fallo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, conocido el pasado viernes, que echa por tierra parte de la remodelación de Anoeta. En concreto, la sentencia anula la modificación del Plan General de la ciudad, aprobado por unanimidad por el pleno del Consistorio en enero de 2013, que permitía la construcción de cuatro torres, una en cada esquina del estadio para usos terciarios.

El alcalde de San Sebastián y presidente de la Comisión Municipal de Anoeta, Juan Karlos Izagirre, ha explicado en un comunicado que la intención del Consistorio es continuar con la remodelación del estadio, eso sí, prescindiendo de la construcción de las cuatro torres y acatando, por tanto, la resolución judicial. “La operación permitirá la creación de un estadio sin pistas de atletismo, garantizando la práctica del fútbol y del rugby, además de la mejora de las instalaciones del miniestadio para la práctica de atletismo, la accesibilidad y la urbanización del entorno”, precisó la nota, que sin embargo no aclaró como se financiará ahora la remodelación de un campo, cuyo propietario es el Ayuntamiento.

La Real Sociedad esperaba obtener 15,7 millones con la comercialización de las torres para financiar parte del nuevo estadio. “Tenemos que ser rigurosos y dar los pasos necesarios para llevar esta operación a buen puerto”, ha defendido Izagirre, que aclaró que “se estudiarán las vías más adecuadas” y que “el procedimiento que se va a poner en marcha permitirá comenzar las obras de reforma del estadio”.

El Gobierno vasco además se había comprometido a conceder una ayuda de 10 millones de euros a la Real Sociedad para la remodelación de Anoeta. El Ejecutivo, a cambio, había impuesto una serie de compromisos, como la construcción de un campo de hockey en Zubieta o que el nuevo estadio reserve un espacio de 10.000 metros cuadrados a las federaciones vascas. El Ejecutivo todavía no ha especificado si el fallo del Superior puede comprometer la ayuda prevista si la nueva remodelación no cumple con los requisitos planteados.