Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVAM echa el cierre a la era Ciscar

La gestora sale del museo de arte moderno tras 10 años de polémica dirección

El Gobierno valenciano convocará un concurso internacional para sustituirla

Consuelo Ciscar, en una exposición del IVAM del pasado año.
Consuelo Ciscar, en una exposición del IVAM del pasado año.

Un nuevo rumbo. Es lo que quiere imprimir la Generalitat al que durante años ha sido su buque insignia en materia cultural, el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Su directora más longeva y polémica, Consuelo Ciscar, deja el cargo tras 10 años al frente de uno de los museos más importantes de España en su especialidad, que se abrió un hueco de prestigio en el circuito internacional del arte contemporáneo al poco de abrir sus puertas en 1989.

Lo ha anunciado este viernes el vicepresidente valenciano, José Ciscar, quien ha evitado emplear los términos destitución, dimisión o cese; ha hablado de una decisión personal de la propia Consuelo Ciscar, que ha justificado “por cuestiones de salud” en una carta firmada el pasado 10 de marzo y remitida a la consejera de Cultura, María José Català.

Su salida coincide con la gran exposición de los 25 años del museo

La escenificación pactada de la salida, sin embargo, no oculta la sorpresa por la determinación del Consell de prescindir antes de lo previsto de la mujer que ha marcado la singladura cultural en los últimos 18 años, primero desempeñando varios cargos en la Generalitat y organizando miles de exposiciones y eventos mediáticos como la ya extinta Bienal de Valencia, y luego como directora del museo. “Ha habido una conjunción de factores”, señalaban fuentes de la Generalitat sobre el cambio. Uno de los que más ha pesado tiene una lectura política, a menos de dos meses de las elecciones europeas: la inminente sentencia sobre el juicio del llamado Caso cooperación.

El fiscal pide 14 años de prisión para el marido de Consuelo Ciscar, el diputado autonómico apartado del PP Rafael Blasco. Está acusado de malversación y otros delitos por el presunto saqueo en las ayudas al tercer mundo (se concedieron 1,2 millones de euros para dos proyectos en Nicaragua, donde sólo llegaron 43.000 euros), cuando era consejero de Solidaridad con el gobierno de Francisco Camps.

La Generalitat pretende apartarse así de un posible fallo condenatorio y, además, tomar la iniciativa al anunciar la convocatoria de un concurso internacional para elegir nuevo director o directora del IVAM. Por primera vez, el Gobierno valenciano organizará un procedimiento abierto mediante el cual encomendará a un comité de expertos “de reconocido prestigio” la elección de la persona “más adecuada” .

El fiscal pide 14 años de cárcel para su marido por el ‘caso cooperación’

El vicepresidente y portavoz del Consell ha detallado la intención de convocar y reunir en unos 15 días al Consejo Rector del museo (órgano con presencia mayoritaria de representación política, tras los cambios operados por la Generalitat). El consejo deberá aprobar el cambio y las bases de este proceso, que atenderá a criterios de “mérito, igualdad y capacidad”. Ha citado relevantes instituciones que ya han celebrado concursos como el Reina Sofia de Madrid o el Macba de Barcelona.

El vicepresidente ha elogiado en su despedida a Consuelo Ciscar, de 66 años, subrayando que bajo su dirección el museo ha multiplicado sus donaciones y se ha convertido en el “sexto museo de arte contemporáneo más visitado” del mundo, según una clasificación publicada por la revista The Economist. El portavoz no ha aludido a que esta sorprendente posición obedece a una estimación de visitantes (1,2 millones en 2003) ofrecida por la propia dirección del museo, y no al número de entradas vendidas o repartidas. El centro contabiliza incluso al público estimado que asiste a conciertos gratuitos en la explanada o en el vestíbulo del museo o al que acude a exposiciones en el extranjero de obras del IVAM.

El largo decenio de Ciscar al frente del centro ha sido pródigo en polémicas. Fue el único museo que compró hasta 61 fotografías por 442.280 euros a Gao Pin, el galerista y presunto cabecilla de una mafia china dedicada al blanqueo de dinero, hoy en prisión. También adquirió fondos de Gerardo Rueda, artista favorito de Aznar, por 2,5 millones de euros.

En una carta a la consejera de Cultura alegó “cuestiones de salud”

Las asociaciones valencianas de críticos, artistas visuales y galeristas solicitaron en 2011 la dimisión de Ciscar por poner el museo “a su servicio y no al de sus ciudadanos”, por la baja calidad de su programación, por “la falta de profesionalidad en la gestión” y por “atribuirse” centenares de comisariados. La directora del IVAM respondió con un manifiesto de apoyo de decenas de artistas y profesionales del arte.

Algunos de sus más estrechos colaboradores externos del museo han participado también en proyectos expositivos de Rablaci, el hijo artista de Ciscar y Blasco, fuera del IVAM. Además, la inclusión en la programación de exposiciones dedicadas al conocido peluquero valenciano Tono Sanmartín o a la exdiputada europea del PP y exdirectora de RTVE Mónica Ridruejo sumaron motivos para pedir su dimisión, según los partidos de la oposición.

Las asociaciones de críticos, artistas y galeristas pidieron su dimisión en 2011

Hermana del diputado socialista Ciprià Ciscar, promotor politico del IVAM cuando era consejero de Cultura, Consuelo Ciscar también ha tenido que lidiar con la mitad del presupuesto (este año asciende a seis millones) que hace un lustro. Y con la pérdida de protagonismo del IVAM en las prioridades de la Generalitat en beneficio de la ópera del Palau de les Arts, diseñada por Calatrava.

Posiblemente, la última gran exposición del IVAM, inaugurada con motivo del 25º aniversario, sea una de las más destacadas del legado de Consuelo Ciscar, que ayer declinó hacer declaraciones.