El Consell podrá crear grupos de trabajo específicos de funcionarios

El decreto introducirá progresivamente la carrera profesional en las consejerías

Trabajadores públicos en dependencias de la Administración autonómica.
Trabajadores públicos en dependencias de la Administración autonómica. MÒNICA TORRES

Los consejeros tendrán potestad para crear equipos de funcionarios para la consecución de objetivos específicos sin estar encorsetados por los reglamentos y las unidades administrativas existentes en la Administración general de la Generalitat. Así figura en el decreto de carrera profesional aprobado recientemente en la Mesa General de la Función Pública. La medida, que afecta a los 12.000 funcionarios de las consejerías, permite al titular de cada consejería realizar “cualquier tipo de agrupación de personal, del mismo o de diferentes cuerpos, agrupaciones profesionales funcionariales, escalas o grupos profesionales del personal laboral” a los que se le encomendarán objetivos específicos.

La propuesta forma parte de un amplio paquete de medidas, entre las que se incluyen el pago de complementos salariales a partir del año 2015, la flexibilización en el control de las bajas por enfermedad y una oferta pública de empleo (la primera que se aprobaría desde 2010).

La idea de crear grupos de trabajo en función de objetivos ha sido una de las concesiones de los sindicatos representados en la Función Pública en la negociación con la Consejería de Hacienda y Administración Pública, ya que permite a los consejeros hacer caso omiso de la estructura administrativa y adjudicar personal a distintos “equipos de gestión de proyecto” durante más de un año o a varios equipos de forma consecutiva.

Los responsables de los equipos serán los encargados de realizar la valoración individual de los empleados públicos asignados.

Junto a esta novedad, el decreto fija los criterios para implantar la carrera profesional en la Administración general de la Generalitat, un sistema que ya está implantado entre el personal sanitario y docente, y que era una de las principales reivindicaciones de las centrales sindicales. Según el decreto pactado, el plus de carrera profesional se implantará de manera progresiva, mediante tercios, en el trienio 2015-2017. El complemento tendrá cuatro escalas. Para pasar de la primera a la segunda harán falta cinco años, igual que de la segunda a la tercera. El grado tres completo no se obtendrá antes de seis años de permanencia, igual que el en el cuarto y último grado.

Los funcionarios de mayor grado (A1) podrán cobrar unos 3.000 euros anuales más con el plus de la carrera profesional en su primer escalón. Los funcionarios A2 ingresará 1.850 euros anuales más, los empleados públicos con C1 y C2 tendrían una mejora de 1.250 y 1.000 al año y los del grupo E podrían disfrutar de una mejora de 750 euros anuales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El secretario autonómico de Administración Pública, Pedro García Ribot, argumentó que el Consell “apuesta por una mayor profesionalización” y que la evaluación del personal público, que se realizará para poder optar al complemento, es “un hito” en la historia de la Generalitat. “La retribución por objetivos”, prosiguió Ribot, “hasta ahora ha sido un tema complejo de introducir en una Administración heredada de los ochenta y supone un paso adelante con el que los representantes sindicales están de acuerdo”.

Ribot advirtió, no obstante, que “el desarrollo de la carrera profesional y la evaluación del desempeño por objetivos se irá regulando en función de las disponibilidades presupuestarias de los próximos años”. Para Ribot, el nuevo sistema permitirá reconocer el progreso de un funcionario sin necesidad de que tenga que concursar a otros puestos.

“Todo el personal empleado público queda sujeto a evaluación”, afirmó el responsable de Administración Pública, que especificó que se han previsto dos tipos de evaluaciones. La primera, para el acceso de los empleados públicos que entren a partir de ahora en las consejerías y otra para el que ya sea funcionario o laboral fijo una vez entre en vigor el decreto.

Junto con la reestructuración que implicará la introducción de la carrera profesional en los empleados de las consejerías de la Generalitat, el Consell prevé aprobar una oferta pública de empleo en 2014, con 60 puestos de trabajo en total, 24 de ellos de promoción interna. La mayoría de los puestos ofertados corresponden a la propia Consejería de Hacienda y Administración Pública y servirán para dotar el futuro Instituto Valenciano de Administración Tributaria.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS