La Audiencia insta a un juzgado a investigar al alcalde de El Ejido

Góngora se enfrenta a acusaciones de tráfico de influencias y contra la hacienda

El alcalde Francisco Góngora.
El alcalde Francisco Góngora.Francisco Bonilla

La Audiencia Provincial de Almería ha instado al juzgado de instrucción 2 de El Ejido a que “continúe la investigación” en una querella presentada en 2011 contra el actual alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), por dos presuntos de delitos de tráfico de influencias y contra la hacienda pública. Góngora pudo cometer presuntamente estos delitos cuando ejerció como edil de Urbanismo siendo alcalde Juan Enciso, al vender el Consistorio unos terrenos a una sociedad de la que él mismo era socio.

En el auto, con fecha de 13 de marzo, la Audiencia revoca un auto anterior procedente del juzgado ejidense y estima que los presuntos delitos de tráfico de influencias y contra la hacienda pública por los que el Partido de Almería (PAL) [escindido del PP y liderado por Enciso] presentó la denuncia, no han prescrito.

“La denuncia fue presentada el 16 de mayo de 2011. Consecuentemente, el transcurso del período de prescripción debe ser considerado con tal fecha y de la presunta comisión del hecho delictivo. En el presente supuesto el tribunal ha de resolver con la escasa información que le suministra el testimonio remitido por el juzgado instructor, en cuanto que no ha practicado diligencias de averiguación de los hechos objeto de denuncia”, reza el auto firmado por lo magistrados Juan Ruiz-Rico, Rafael García Laraña y José María Contreras.

El grupo socialista en el Ayuntamiento de El Ejido ya ha pedido que Góngora dimita “si se confirma su imputación” en el caso.

La Audiencia entiende, no obstante, que el delito continuado de violación de secretos, infidelidad de custodia de documentos así como el delito de actividades prohibidas a funcionarios públicos si están prescritos.

Los hechos se remontan al año 2000, cuando se registra la compra de unos terrenos municipales por parte de una empresa en la que se encuentra vinculada el actual alcalde ejidense, Francisco Góngora, entonces concejal de Urbanismo. Dichos terrenos, en 2002, se recalifican como urbanizables. “Incluso el precio de compra de los terrenos llama la atención por lo bajo que es como terreno rústico. Porque en el año 2000 un terreno rústico en El Ejido a menos de 10 euros el metro cuadrado es muy baratico”, apuntó ayer el secretario general del PSOE en el Ayuntamiento ejidense, Tomás Elorrieta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La sociedad mercantil Agrícola Euro Alpujarra, de la que el propio Góngora era partícipe, efectuó la compra por valor de unos 300.000 euros.

Ya en 2004 se suscribió un contrato privado entre Agrícola Euro Alpujarra y otra mercantil con un beneficio supuestamente de 1,2 millones de euros. “Esa sociedad vendió esos terrenos, de manera privada, por un precio muy superior al de compra, hasta el punto de que obtuvo un beneficio de más de 1.200.000 euros. Pero esa compraventa no se escrituró hasta 2007, casualmente, el mismo día que la sociedad vendedora compraba a la sociedad compradora unos locales en el Bulevar de El Ejido a un precio también muy barato”, señaló Elorrieta.

Francisco Góngora negó ayer que exista “ninguna irresponsabilidad ni conducta antijurídica o inmoral” por su parte y aseguró ser el “primer interesado” en que la justicia llegue “al fondo de la cuestión”.

El alcalde dijo que la prescripción realizada en 2012 le perjudicó al no entrar en el “fondo” del proceso, algo que lamentó porque “supone tener que seguir dando explicaciones cuatro años después cuando ya podría estar resuelto y además no existe ni responsabilidad legal, ni ética ni moral”, remachó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS