Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
autogobierno

PNV y EH Bildu abren el debate apostando por el derecho a decidir

Todos los partidos con representación en el Parlamento dan el pistoletazo de salida al grupo de trabajo para establecer el nuevo estatus para Euskadi

Representantes de los cinco partidos del Parlamento, tras la primera reunión de la ponencia
Representantes de los cinco partidos del Parlamento, tras la primera reunión de la ponencia

Con la decisión del Tribunal Constitucional sobre la declaración soberanista del Parlament de Cataluña como telón de fondo, el Legislativo vasco ha iniciado hoy su ponencia de autogobierno, el foro impulsado por el PNV y el Gobierno y pactado con el PSE con el que los peneuvistas aspiran a establecer un nuevo estatus político para Euskadi. Se trata de una "actualización del autogobierno", según el portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, un lenguaje en torno al que se han enzarzado los partidos en los últimos siete días, discutiendo sobre exactamente qué es lo que se pretende y polemizando sobre el derecho a decidir.

El grupo, constituido esta mañana por la presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, con la atención de decenas de medios de comunicación, ha dado únicamente un paso formal tras el que se deberá establecer, el 9 de abril, una metodología y un listado de expertos que comparezcan en la Cámara como fuentes para la elaboración de un diagnóstico compartido sobre las más de tres décadas de Estatuto de Gernika. El propio PNV ha señalado que las propuestas concretas no llegarán hasta 2015, año de elecciones municipales, forales y generales. El objetivo de ese partido es lograr el nuevo estatus para 2016, aunque su fin último es haberlo conseguido para el año 2020.

"¿Cómo no vamos a hablar de derecho a decidir en una ponencia de autogobierno en una ponencia de autogobierno?", se ha preguntado el peneuvista Joseba Egibar en la ronda de declaraciones ante los medios realizada por los portavoces tras el breve encuentro. Egibar ha asegurado que la ponencia no va a estar "ajena" a lo que ocurra en "comunidades políticas como la catalana o la escocesa" y ha resaltado que, aunque el foro vasco "tiene otra vida", la sentencia del TC contra la resolución catalana de soberanía "es una sentencia política ante una declaración de voluntad política, ¿qué hace el TC anulando una declaración política de un Parlamento?", se ha preguntado. Egibar cree que no hay "ningún planteamiento" que tenga que ser "apartado y menos prohibido". "Responder con prohibición no resuelve el problema, lo enquista y lo convierte en conflicto".

El más contundente ha sido el parlamentario de EH Bildu y presidente de Sortu, Hasier Arraiz, que ha subrayado que su coalición "no acepta los límites que nos quiere imponer la legalidad española" y ha vuelto a incidir en la necesidad de una colaboración entre fuerzas nacionalistas en el Parlamento, PNV y EH Bildu, porque representan "a la mayoría de la ciudadanía vasca", con 48 de los 75 escaños. Arraiz ha celebrado que "desde el PNV se ha hecho una defensa del derecho a decidir" ante la resolución del TC y ha remarcado que este "puede ser una base amplia para iniciar la colaboración entre ambos".

Los portavoces parlamentarios de PSE y PP han coincidido en subrayar que acuden a la ponencia con ánimo de tejer acuerdos pero han subrayado que el marco en el que se mueven es el de mejorar el Estatuto de Gernika. El socialista José Antonio Pastor ha resaltado que su partido se va a mover dentro de la “legalidad vigente en cada momento” porque “no queremos engañar a nadie”. Borja Sémper (PP) ha asegurado ante las resoluciones del Constitucional que "si alguien tiene un objetivo, que haya pronunciamientos de un tribunal le va a dar lo mismo", aunque opina que "lo razonable es que nos influyan a los políticos al igual que influyen a los ciudadanos".

Gorka Maneiro, de UPyD, ha cargado contra el PSE y el PP y ha asegurado que tienen que dar explicaciones sobre si seguirán actuando como "palmeros del nacionalismo" ante las intenciones del PNV y de EH Bildu de utilizar la ponencia sobre el estatus político de Euskadi para "avanzar hacia la independencia".