Emed espera poder reabrir Riotinto en abril tras siete años de trámites

La empresa solo aguarda la obtención de la Autorización Ambiental Unificada

Vista aérea de Cerro Colorado.
Vista aérea de Cerro Colorado.

La apertura de la mina de Riotinto (Minas de Riotinto, Huelva) que promueve la empresa española Emed Tartessus, filial de la multinacional chipriota Emed Mining, ha sufrido todo un viacrucis desde que la compañía decidiera reflotar la actividad en 2007 ante el auge del precio del cobre. Las expectativas de empleo han llenado de esperanza a una comarca que padecía una agonía laboral desde que se cerró en 2000 la minería metálica. Solo en empleos directos, se generarían unos 400 puestos directos y 1.200 indirectos. La presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, ha despejado este jueves en el pleno del Parlamento las dudas sobre la inminente apertura del yacimiento más emblemático de la provincia al avanzar que la explotación contará en abril "con todos los requisitos para iniciar los trabajos”.

La presidenta respondió al portavoz de IU, José Antonio Castro, que el último trámite pendiente para la empresa chipriota es la obtención de la Autorización Ambiental Unificada (AAU). Una vez que la tenga, Emed Tartessus deberá presentarla en la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo para que este departamento estudie el proyecto  y culmine la transmisión de los derechos, la llave para poder operar en esta antigua explotación de cobre. La compañía lleva invertidos en el proyecto más de 100 millones de euros.

La última dificultad la encontró la empresa en febrero pasado, cuando la Junta de Andalucía urgió a Emed Tartessus a completar la documentación del proyecto técnico, pues de lo contrario procedería a suspender la tramitación del expediente. La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo tenía previsto conceder la autorización ambiental a final de 2013 y la puesta en marcha del yacimiento a principios de 2014. Los papeles que debe entregar la empresa son sobre información ambiental y geotécnico. La Junta quería que la empresa precisara mejor las acciones previstas para el depósito de las escombreras, para el almacenaje en las balsas y para la aplicación de tecnología moderna para el tratamiento de los estériles, como desarrolla la mina de Aguas Teñidas en Almonaster la Real.

Emed Tartessus tiene previsto explotar el yacimiento durante una década. Pero el plan de Vigilancia y Control se mantendrá “al menos durante 30 años”, según fuentes de la compañía, con lo que también incluirán las fases de cierre y clausura.

La noticia de apertura ha sido saludada por los sindicatos del sector minero en Huelva. El secretario general de Fitag, Luciano Gómez, está seguro de que esta vez es la definitiva: “Creo que estamos en la recta final y la apertura será inminente”. Luciano Gómez ha remarcado que la “voluntad política está demostrada y únicamente queda que se plasme en el papel el acuerdo y se despeje la incertidumbre con todos los condicionantes que requiere un proyecto de la envergadura de Riotinto.

Por el contrario, el secretario general del PP de Huelva, Guillermo García Longoria, puso en duda la intención de la Junta de Andalucía de desbloquear la apertura la mina el mes próximo y aseguró que las palabras de Díaz, “no dejan de ser el enésimo anuncio de la Junta de Andalucía mientras la mina sigue cerrada”.

García visitó la localidad de Minas de Riotinto en la que, acompañado por la alcaldesa de la localidad, Rosa Caballero, manifestó que “ya nadie se cree a la Junta de Andalucía porque llevan seis años engañando a los ciudadanos y ciudadanas de la Cuenca Minera”. “Seis años”, añadió, en los que “el Gobierno andaluz se ha dedicado a entorpecer y bloquear el proceso de apertura de la mina”. “En cada campaña electoral han venido dirigentes del PSOE, y hasta de IU, a prometer la reapertura de la mina pero, a la hora de la verdad, le han dado la espalda a esta comarca retrasando un proyecto vital para una comarca con más del 50% de paro”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS