Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jerez prohíbe colocar octavillas publicitarias en los coches

El Ayuntamiento argumenta que la medida da respuesta a “las quejas de la ciudadanía”

María José García Pelayo.
María José García Pelayo.

Empresas y particulares no podrán colocar publicidad en los parabrisas de los coches estacionados en Jerez. Lo prohíbe una ordenanza municipal aprobada de forma inicial en el pleno del Ayuntamiento.

Según explica el gobierno local (PP), esta medida da respuesta a “las quejas de la ciudadanía” a causa de “la invasión que sufren en sus vehículos”. El Consistorio añade que la situación se “agrava los días de lluvia” y llega a hablar de “deterioro o falta de higiene”.

Las quejas ciudadanas parecen no ser las únicas que han motivado la prohibición decretada por la administración. El gobierno de María José Garía Pelayo actúa también contra la suciedad que provocan los restos de octavillas que tiran al suelo los receptores, pero sanciona “tanto a la entidad anunciante como a la encargada de su distribución”. Las multas que recoge el Ayuntamiento para el incumplimiento de esta nueva norma oscilan entre los 60,10 y los 3.005,06 euros.

El Consistorio no impide otras formas de reparto de publicidad, pero sí pone condiciones. La propaganda debe incluir desde ahora “un mensaje en el que advierta de la prohibición de arrojarla a la vía pública”. Además, el material publicitario tiene que recoger la identificación completa de la empresa distribuidora, con nombre, dirección, teléfono y número de identificación fiscal.

La Ordenanza Reguladora de la Publicidad Exterior redactada en el Ayuntamiento está en periodo de exposición pública. Los ciudadanos pueden presentar alegaciones hasta el próximo 21 de abril, antes de su aprobación definitiva.

La norma también prohíbe “los rótulos publicitarios en las azoteas de los edificios” de la ciudad, aunque en este punto el consistorio se reserva permitir “elementos singulares” que contribuyan “al embellecimiento de la escena urbana de manera excepcional y en atención al interés general”.

El gobierno popular ha dado a conocer ahora la prohibición de la colocación de octavillas en vehículos estacionados en la vía pública. La medida se incluye en una ordenanza que fue aprobada en el orden del día del pleno municipal de noviembre con la abstención de la oposición.