Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil descabeza a la Mara Salvatrucha

Dos líderes llegaron de El Salvador para crear la banda

Uno de los detenidos durante la redada contra la Mara Salvatrucha.
Uno de los detenidos durante la redada contra la Mara Salvatrucha.

Las bandas latinas en España, y las bandas latinas en Centroamérica o Sudamérica tienen poco que ver. Este tipo de pandilleros son organizaciones extremadamente violentas al otro lado del Atlántico. En España suelen nacer a modo de imitación, y pueden estar detrás también de algunos episodios violentos, incluso homicidios, pero puntuales; sobre todo se dedican al robo, al tráfico de drogas y las extorsiones. Ayer la Guardia Civil actuó contra la Mara Salvatrucha, nacida en Los Ángeles y asentada en Centroamérica, principalmente en El Salvador. Detuvo en total a 35 personas, pero con una peculiaridad: dos de los líderes, que rondan la cuarentena, habían llegado directamente de El Salvador con la intención de crear una “sucursal” real de la banda en España, no una nacida por imitación, según fuentes policiales.

Agentes de Información de la Guardia Civil llevaron a cabo 28 registros, en Alicante, Barcelona, Girona, Tarragona y Madrid. Uno de los líderes, conocido con el alias de Virus vivía en la capital catalana; el otro, del que no se ha facilitado ningún detalle, vivía en Ibi, en Alicante.

La operación arranca en 2012, cuando se produce un intento de homicidio de un joven pandillero de los Latin Kings en la zona de ocio nocturno del puerto de Alicante. Varias personas apalearon y acuchillaron al joven en el aseo de un pub. Ya entonces, la policía realizó diversas detenciones, y arrancó la actual investigación.

De los casi dos años de trabajo, los investigadores han constatado que los detenidos tenían la intención de blanquear dinero proviniente de la actividad delictiva de la banda en El Salvador. Querían abrir bares y restaurantes en Alicante, según esas mismas fuentes. Pero las detenciones lo frustraron.

El resto de los detenidos son jóvenes de entre 17 y 25 años, de diversas nacionalidades: salvadoreña, rumana, ecuatoriana, española, boliviana, hondureña, búlgara y marroquí. El grupo está acusado de formar parte de una organización criminal dedica al tráfico de droga, a robos con violencia e intimidación, y a extorsionar y lesionar. En los registros los agentes encontraron diversas armas blancas, como espadas, varias armas de fuego simuladas y pequeñas cantidades de cocaína y hachís.