Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat ningunea el fallo: “No tendrá ningún efecto”

Ciutadans y PP piden a Mas que abandone el proceso soberanista

El fallo del Tribunal Constitucional sobre la declaración de soberanía de Cataluña ya era esperada por el Gobierno catalán, que no ve en la decisión del Alto Tribunal motivo alguno para variar su apuesta por la consulta: "No tendrá ningún efecto", ha mantenido el consejero de Presidencia del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, en una entrevista en 8tv.

El portavoz ha lamentado la anulación del concepto 'sujeto soberano' —"si no somos un sujeto es porque habrán pensado que Cataluña es un sujeto a exprimir", afirmó— pero ha visto un punto de esperanza en el redactado del fallo. Según Homs, que el TC abra la puerta a la constitucionalidad del concepto 'derecho a decidir' se puede interpretar como un aval a la negociación de la consulta. "Pero tenemos que ser muy cautos", ha avisado.

El fallo del Tribunal Constitucional que anula la declaración de soberanía del Parlament no ha hecho variar ni un ápice la posición de los partidos catalanes: las formaciones que defienden la consulta han ninguneado la decisión del TC (antes de conocer su contenido íntegro) al opinar que el Alto Tribunal ha hecho un pronunciamiento político y al considerar que los magistrados son parciales. En oposición, los partidos que rechazan la consulta han visto en la impugnación del TC un motivo más para que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, abandone su objetivo de convocar un referéndum sobre la independencia. 

"El TC es un órgano político que decora jurídicamente sus fallos", ha sentenciado el líder de CiU en el Parlament, Jordi Turull, que ha cargado muy duramente contra los magistrados que la Cámara catalana quería recusar por su relación con el PP. "Si entre sus miembros tienen agitadores de la catalanofobia sus declaraciones en estos temas no nos merecen ningún tipo de credibilidad", ha concluido Turull. Esquerra ha desdeñado el fallo y ha asegurado que no tendrá "efectos" en el proceso soberanista. "Mantendremos la hoja de ruta. Cataluña no necesita que ningún tribunal tutele cual es la voluntad política en un país que nosotros queremos que se convierta en independiente", ha defendido el diputado de ERC Pere Aragonès, que ha añadido: "La decisión no tiene efectos jurídicos, porque la declaración del parlamento era de carácter político y no se pueden anular". En la misma tesis ha abundado Jordi Vendrell, de ICV: "No entendemos que el TC se pronuncie jurídicamente sobre una resolución de carácter político". La diputada de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) Isabell Vallet ha insistido en estos argumentos y ha apostillado: "No reconocemos la decisión del TC como una decisión válida. 

En los partidos contrarios al proceso soberanista la decisión del TC se ha recibido con mejor ánimo. El portavoz PSC, Maurici Lucena, ha recordado que los socialistas ya avisaron del final que tendría la declaración de soberanía. Para el partido, que defiende una consulta pactada con el Gobierno central, es momento que Mas "comience de cero" y dialogue con el Ejecutivo de Mariano Rajoy para hacer la consulta. Pese a que el PSC había pedido la recusación de tres de los magistrados del TC por considerarlos parciales, Lucena considera que la sentencia tiene "toda la legitimidad legal". 

PP y Ciutadans han animado a Mas a enterrar el proceso soberanista aprovechando el fallo del TC. "Se impone una reflexión profunda y serena de la sociedad catalana, que debe tener como primer protagonista al presidente Artur Mas", ha reclamado el portavoz del PP Enric Millo, que ha destacado la importancia de una resolución por unanimidad. Para Ciutadans, el fallo es un motivo de satisfacción. La portavoz del partido, Carina Mejías, ha arrogado a su formación el mérito de haber pedido la impugnación y ha hecho un llamamiento a Mas similar al del PP: "Que deje aparte este delirio soberanista que lleva desde el inicio de la legislatura. 

La decisión del TC deja en papel mojado la decisión que había tomado la Mesa del Parlament esta mañana, reclamando la recusación de tres magistrados del Alto Tribunal para pronunciarse sobre la declaración de soberanía. El órgano de dirección de la cámara catalana estudiará mañana, día de pleno, como reaccionar a la decisión del TC. 

Más información