TRIBUNALES

Un abuelo podrá ver a sus nietos pese al rechazo paterno

Los padres alegaron que es un "ejemplo corruptor" al estar condenado por evasión fiscal

Un juzgado de San Sebastián ha autorizado a un abuelo —condenado a 38 años de cárcel como autor de 13 delitos económicos por la Audiencia Nacional—, a mantener un régimen de visitas con sus nietos, menores de edad, a pesar de la oposición de los padres que lo consideran un “ejemplo corruptor” para los niños. El abuelo es un empresario donostiarra considerado uno de los mayores evasores fiscales de España, que fue condenado el pasado mes de abril por defraudar más de 25 millones de euros a la Hacienda guipuzcoana, entre 1999 y 2006, a través de sociedades interpuestas con sedes en Panamá, Belice, Irlanda, el Reino Unido y España.

El proceso que ha dado lugar a esta autorización, contra la que los padres de los niños tienen previsto presentar recurso, se remonta al año 2010, cuando el abuelo de los pequeños presentó una demanda solicitando autorización judicial para ver a sus nietos a los que hasta entonces no conocía. En esta primera ocasión, un juzgado de primera instancia rechazó la pretensión del hombre, que sin embargo luego fue respaldada por una sentencia posterior de la Audiencia de Gipuzkoa.

El abuelo pudo ver a sus nietos una vez al mes, en un punto de encuentro familiar, supervisado por profesionales del centro. Pero los padres, una vez que se conoció la condena de la Audiencia Nacional los padres pidieron una modificación de esta medida al entender que la pena impuesta al empresario provocaba “una grave alarma social” con una “importante repercusión mediática” que hacía que las visitas resultaran “perjudiciales” para los niños, conocedores de que su abuelo tenía “problemas con la justicia”.

El juzgado señala en su resolución respecto a este último procedimiento que “los delitos por los que ha sido condenado” el abuelo, “por más reproche social que puedan merecer”, son ajenos a las “relaciones parentales entre abuelo y nietos” que “no tendrían por qué verse afectadas” por “conductas” de este hombre “relacionadas con su actividad profesional y patrimonial”. La resolución recuerda que aunque el hombre aún no ha ingresado en prisión las visitas con sus nietos “nunca han tenido lugar” ante la “persistente resistencia” de los padres.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS