Los críticos del PSC sientan las bases para unificarse y crear una alternativa

Todos los colectivos celebran este viernes en Barcelona su primera asamblea general

Representantes del sector crítico, en una reunión celebrada el año pasado en Barcelona.
Representantes del sector crítico, en una reunión celebrada el año pasado en Barcelona. Gianluca Battista

Tras más de un año de reuniones y documentos de debate, los colectivos críticos del PSC parece que pasan a la acción. Para la tarde de este viernes han convocado en Barcelona la primera asamblea general de simpatizantes, en lo que se considera un paso previo para crear un movimiento político organizado para acabar con la dispersión actual.

La cita será en Les Cotxeres de Sants y se prevé la asistencia de prácticamente todas las caras visibles de los sectores críticos: el exprimer secretario del partido y eurodiputado Raimon Obiols; los exconsejeros Marina Geli, Montserrat Tura, Antoni Castells o Joan Manuel del Pozo; el alcalde de Lleida, Àngel Ros, los diputados Joan Ignasi Elena y Núria Ventura o exdiputados como Jordi Font y Toni Comín.

Se trata de colectivos hetereogéneos que mantienen posiciones distintas respeto a la dirección que lidera Pere Navarro y qué relación han de tener con el PSC. Algunos de ellos, como Comín, incluso han abandonado el partido y otros no esconden su deseo de hacerlo en breve al considerar incompatibles sus planteamientos con los de dirección socialista.

Pero por encima de esas discrepancias, los críticos consideran que pueden articular un movimiento con el fin de recuperar el espacio socialista de centro izquierda que creen mayoritario en la sociedad catalana. Si eso ha de ser sumando fuerzas con la actual dirección o no y bajo las siglas del PSC es un escenario que aún no se han planteado.

En las últimas semanas algunos dirigentes del sector critico han mantenido encuentros con la cúpula socialista para recomponer la unidad interna. Se han dado de plazo hasta primeros de junio, cuando pasen las primarias de Barcelona y las elecciones europeas. Según cómo evolucionen esas negociaciones decidirán qué camino tomar.

De momento, aseguran que están por recomponer la unidad interna con el PSC, aunque las heridas que se han ido produciendo en los últimos meses no parecen fáciles de cicatrizar y desde la calle de Nicaragua se admite que no quieren saber nada con alguno de estos dirigentes. Estos, por su parte, tampoco esconden su deseo de abandonar el PSC y seguir haciendo política con otras siglas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El alcalde de Flix (Ribera d'Ebre), Marc Mur, hasta hace poco miembro de la ejecutiva del PSC, ha dejado el partido esta semana junto a cuatro concejales, pero que sigue en el cargo y quiere volver a presentarse a las próximas municipales.

Y en medio de esta situación está pendiente de resolver el expediente que pesa sobre los diputados Elena, Geli y Ventura que votaron a favor de reclamar la competencia sobre el referéndum. Están suspendido cautelarmente de sus cargos orgánicos y arrinconados en el Parlament, pero falta por ver qué resuelve finalmente la comisión de garantías y el grupo parlamentario. Algunos dirigentes críticos no esconden que la decisión final que se tome también puede determinar la estrategia del movimiento que nace este viernes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS