Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ni sed, ni frío, ni oscuridad”

Decenas de miembros de la Alianza Contra la Pobreza Energética ocupan una oficina de Endesa

La plataforma, que agrupa a varias plataformas, exige un interlocutor para parar los cortes de luz

Miembros de la Alianza Contra la Pobreza Energética ocupan una oficina de Endesa. Ampliar foto
Miembros de la Alianza Contra la Pobreza Energética ocupan una oficina de Endesa.

Unas 300 personas de las distintas entidades y plataformas que integran la Alianza contra la Pobreza Energética han ocupado a las 11 de esta mañana una oficina de Endesa ubicada en pleno centro de Barcelona, en Gran Via esquina con Balmes. Los manifestantes, muchos de ellos afectados por cortes de agua, luz o gas, han lucido camisetas rojas con el lema "Ni sed, ni frío, ni oscuridad" y han coreado consignas como "Endesa corta, no te cortes con Endesa". La Alianza ha exigido que la compañía designe un interlocutor para que se detengan "los cortes indiscriminados" a personas que no pueden pagar la electricidad. Después de tres horas de ocupación, la empresa se ha comprometido a reunirse mañana a primera hora con representantes del colectivo y los manifestantes han abandonado la oficina ante la atónita mirada de las 25 personas que trabajan allí.

Uno de los portavoces de la Alianza, Eloi Badia, ha explicado que "Endesa está cortando la luz a personas que dependen del suministro para tratar sus enfermedades, como vecinos que deben dormir conectados a máquinas que les ayudan a respirar". De ahí que la Alianza no se conforme con una "moratoria" en los cortes de suministros --tal y como prevé el decreto de la Generalitat-- y que exijan a las compañías "una garantía de suministros mínimos para las personas que no pueden pagar y que asuman el coste con sus ingentes beneficios". También reclaman que las empresas contabilicen cuánta gente no pude pagar y que antes de cortar el suministro, sean los servicios sociales de los municipios quienes valoren la situación de las familias.

Entre los manifestantes se encuentran casos como el de Isabel Villareal, a quien cortaron la luz durante tres meses y teme que lo vuelvan a hacer. Villarreal explica que "cuando te cortan la luz debes pagar un sobrecoste al restablecerla, como si te dieras de alta" y relata que ahora mismo debe seis meses (en dos facturas trimestrales). A su lado, Sílvia Coronas cuenta como los anteriores  inquilinos del piso donde vive dejaron a pagar 1.500 euros. "Me llaman unos abogados de Madrid amenazándome con que me van a cortar la luz de nuevo, que me pondrán en la lista Asnef de morosos y que no podré volver a contratar electricidad nunca más".

Entre las entidades que integran la Alianza figuran desde plataformas de pensionistas, parados, la PAH o los iaioflautas, hasta la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), Aigua és Vida, la plataforma por una fiscalidad justa o por la soberanía energética.