Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ condena por quinta vez a Fabra por ocultar datos a la oposición

Esquerra Unida recurrió la negativa del Consell a darle información sobre la venta de la VIU

El Consell que preside Alberto Fabra ya acumula cinco sentencias, una de ellas ratificada por el Tribunal Supremo, por vulnerar los derechos fundamentales de los diputados de la oposición al negarse a entregarles información. Cuatro días después de hacerse pública la sentencia que ganó Compromís por la negativa de la consejera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, a entregar información sobre la Fórmula 1, se ha conocido otra resolución del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), fechada el pasado 26 de febrero, que condena en costas a la Generalitat por haberse negado a facilitar a Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) la copia literal del memorando informativo para la entrada de capital privado en la Valencia International University (VIU). Fue la misma consejera Català la que negó esa documentación en junio de 2013 a la coalición de izquierda sobre la venta de la universidad virtual creada por la Generalitat.

La sentencia rechaza el argumento del Consell de que EUPV podía haber seguido el procedimiento por vía parlamentaria para reclamar la documentación mediante un recurso de amparo. Nada impide a los parlamentarios, sostiene el fallo, “hacer uso de los otros medios que el ordenamiento jurídico les brinda para defender su derecho fundamental”. Y concluye que “en este caso concreto no se ha dado razón alguna que justifique la negativa a facilitar dicha información”. Si dicha razón estuviera justificada, podría no prevalecer el derecho a la información, advierte la sentencia, pero cita al Tribunal Constitucional y añade que “no queda tampoco a criterio de la Generalitat Valenciana establecer, mediante la definición de sus límites, dicho derecho”.

“La opacidad está en el mismo ADN del PP y no era un problema exclusivo de la época de Francisco Camps”, declaró el diputado de Esquerra Unida Lluís Torró en referencia a esta última la sentencia. “Se trata de una primera sentencia en una serie que nos da la razón porque, diga lo que diga el Consell de Fabra, están obligados a proporcionar la información que pida un representante público para el cumplimiento de sus funciones”.

Las dos últimas sentencias afectan a decisiones de la consejera Català

Esta sentencia a recurso de Esquerra Unida se suma, en efecto, a otras cuatro anteriores a favor de recursos de la Coalició Compromís por la misma vía. Una de las sentencias de Compromís, la primera de lo contencioso-administrativo que la coalición logró en febrero de 2011 por el procedimiento especial de protección jurisdiccional de derechos fundamentales, fue confirmada en febrero de 2013 por el Tribunal Supremo y se refería a la documentación de los contratos menores de la Generalitat con la trama Gürtel. La siguieron otras en el TSJCV sobre el informe Price Waterhouse para el ERE de RTVV, sobre la entrega de los sondeos de opinión que hace la Generalitat y sobre la compra de la empresa Valmor Sports, que organizaba la Fórmula 1, por el Consell.

Torró se refirió a una serie también porque Esquerra Unida tiene presentados 14 recursos más ante el TSJCV por los mismos motivos. Siete de ellos afectan a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, y el resto a la Consejería de Presidencia, que dirige el vicepresidente de la Generalitat, José Ciscar. A su vez, Compromís tiene pendientes una decena de recursos por vulneración de derechos fundamentales. En el caso de que el recurso del Consell pendiente en el Supremo contra la sentencia favorable a Compromís por el informe Price Waterhouse para RTVV dé pie a una resolución estimatoria, sentaría jurisprudencia.

El Consell no es la única institución que acumula condenas por opacidad. El Tribunal Constitucional ha estimado hasta ahora cuatro recursos de Compromís y uno de Esquerra Unida contra la Mesa de las Cortes Valencianas, controlada por la mayoría del PP, por negarse a tramitar iniciativas de la oposición.