Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona marca un nuevo récord turístico con 7,5 millones de visitantes

La llegada de turistas crece un 1,7% pese a la caída del 6,4% de los que vienen del resto de España

Unos turistas observan la Sagrada Familia. Ampliar foto
Unos turistas observan la Sagrada Familia.

El de 2013 fue un nuevo año de récord turístico para Barcelona, que se encaramó a los 7,5 millones de visitantes, un 1,8% más que en 2012, según los datos difundidos ayer por el consorcio público-privado Turismo de Barcelona. Su climatología, su atractivo cultural, la capacidad para atraer grandes ferias y congresos y también, indudablemente, los bajos precios que ofrece teniendo en cuenta su infraestructura turística, le permitieron competir de nuevo con las grandes capitales europeas a la hora de captar visitantes internacionales, que ya copan el 80% de las pernoctaciones en hoteles.

Ese protagonismo extranjero se ha erigido en el gran salvador del sector en los peores momentos de la crisis, cuando esta azotaba especialmente a España y frenaba la llegada de personas del resto de la Península. Mientras el turismo internacional crecía el año pasado un 4,1%, el local caía otra vez, esta vez a un ritmo del 6,4%. El desplome es tan evidente como continuo. El año pasado visitaron Barcelona 1,51 millones de españoles. Hay que remontarse a 2004 para ver una cifra peor, muy alejada de los 2,06 millones con los que cerró 2007, cuando la actual crisis empezaba a dejarse ver.

Desde entonces, la llegada de extranjeros ha ido rebanando protagonismo a la de los españoles. Unos crecían mientras otros desaparecían. En 2013 fueron 6,05 millones, un millón más que en 2007. En el sector se da por hecho que lo de venir a Barcelona ha dejado de ser una moda pasajera, que se ha consolidado como destino internacional.

Francia, como ya sucedió en 2010, volvió a situarse como el principal país emisor de visitantes a Barcelona. Del país galo llegaron 636.900 personas, un 11,3% más, lo que permitió superar al que fuera líder en 2012, Estados Unidos, un país que ha consolidado su presencia en Barcelona gracias especialmente a los cruceros. El año pasado llegaron 627.400 estadounidenses y este se situó como tercer país. El segundo mercado más importante fue el británico, con casi 630.000 personas, un 6,3% más que un año antes.

Mientras que la llegada de italianos y holandeses decrece, un 8,8% y un 6,9% respectivamente, otros como los alemanes crecen a un ritmo del 9% y se sitúan en el cuarto lugar como país emisor. El mayor alza, sin embargo, lo registra Rusia, un país que en los últimos años ha intensificado sus relaciones turísticas en toda Cataluña. En el caso de la capital catalana, el año pasado llegaron 233.800 rusos, un 22% más. En 2007 no llegaban a 50.000.

Si hay un sector beneficiado de ese tirón turístico, ese es el hotelero. Barcelona marcó también el año pasado su récord de pernoctaciones hoteleras, que se acercó a las 16,5 millones de noches facturadas, un 3,47% más, que un año antes.

Más información