Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exdirector de RTVV Pedro García tenía el 20% de las acciones de Orange Market

Figura en el accionariado al mismo nivel que Pablo Crespo y Álvaro Pérez, según la policía

 Pedro García, exdirector general de la Ràdio Televisió Valenciana, increpado por trabajadores de Canal 9 a su salida de la Audiencia Nacional, en Madrid, tras declarar como imputado en mayo de 2012.
Pedro García, exdirector general de la Ràdio Televisió Valenciana, increpado por trabajadores de Canal 9 a su salida de la Audiencia Nacional, en Madrid, tras declarar como imputado en mayo de 2012.

El exdirector de la Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), Pedro García, era propietario del 20% de las acciones de Orange Market, la empresa que canalizaba los negocios de la trama Gürtel en Valencia. Así lo consigna el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), que desvela la relación simbiótica entre el Partido Popular y la red de Francisco Correa.

En ese informe, García figura como miembro del accionariado al mismo nivel que Pablo Crespo (al que el informe otorga el papel principal de control de las operaciones) y que Álvaro Pérez, El Bigotes, considerado el "relaciones públicas" de la red. Sólo estaría por debajo de Francisco Correa, con un 36% de las acciones y muy por encima de Mónica Magariños, que tenía el 4% restante.

Pablo Crespo, el número dos de la trama, realizó un plan de actuación en relación con la mercantil Orange Market que contemplaba un cambio en la dependencia societaria exterior, una ampliación de capital, un cambio de administrador y la entrada de Mónica Magariños, que fue la apoderada de la sociedad, en el accionariado con un 4%. El resto de las acciones estaban repartidas a partes iguales entre Pérez y García, un 20% cada uno, y un 36% para Correa.

El exdirector de RTVV está imputado por blanqueo de dinero, delito fiscal, cohecho, malversación y prevaricación como responsable del contrato por el que Teconsa cobró 7,4 millones de euros por montar pantallas de televisión y altavoces en el recorrido del Papa por Valencia en su visita de 2006. Según los informes de la UDEF, el coste real del montaje fue de tres millones de euros. Los 4,4 restantes se repartieron entre los integrantes de la trama Gurtel y otros comisionistas.

García se habría embolsado, según la policía, medio millón de euros. Según el informe de la Agencia Tributaria sobre las contingencias fiscales de Teconsa, García tuvo una "intervención decisiva" para que la organización de Correa resultara beneficiada en la adjudicación de la cobertura audiovisual del evento. Era "el nexo de unión entre la organización (por su estrecha amistad con Álvaro Pérez) y la Televisión Autonómica Valenciana", así como "el principal responsable" en el ente del contrato que firmó el 10 de mayo de 2006 pese a que los técnicos advirtieron de que la oferta era por el doble de lo que costaba. El informe de la UDEF sobre el contrato refleja que García cobró su parte a través de dos empresas interpuestas con vínculos familiares con su mujer.