Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La moqueta de Eurovegas

Los ecologistas piden un corredor verde por los terrenos en los que se iba a construir el complejo de ocio y juego

Han escenificado su reivindicación alfombrando parte de la vereda con un tejido tirado desde hace meses en la zona

La vía pecuaria enmoquetada en los terrenos que dejó libres Eurovegas. Ampliar foto
La vía pecuaria enmoquetada en los terrenos que dejó libres Eurovegas.

Cientos de metros de moqueta verde intenso, sacos con restos de escombros y otras basuras adornan desde hace unos dos meses una de las vías pecuarias que surcan las fincas de Alcorcón en las que Adelson pretendía construir las mini Vegas madrileñas. Un proyecto enterrado hace casi tres meses. Miembros de Ecologistas en Acción han desplegado unos 300 metros de esa moqueta a lo largo de la vereda de Villaviciosa, lugar donde alguien la tiró. Con el gesto reivindican que la zona no caiga en el olvido solo porque el complejo, al que se oponían, se fuera al traste.

Ningún obstáculo impide a los vehículos acceder a la vía pecuaria Vereda de Villaviciosa de más de 20 metros de ancho, que recorre las fincas en las que se pretendía construir Eurovegas, en el municipio de Alcorcón. Un lugar perfecto para que algún desaprensivo se desprenda de los escombros sobrantes de una obra o de varios cientos de metros de moqueta, como ha ocurrido. “Para qué molestarse en acudir a un punto limpio”, ironiza Juan García, miembro de Ecologistas en Acción. El problema se agudiza porque nadie lo limpia. “Algo que no solo ocurre aquí, sino en más lugares”, comenta.

El grupo verde aplaudió el entierro en diciembre pasado de los hoteles, casinos, campos de golf y zonas comerciales que habrían hecho desaparecer un lugar, que a pesar de su aparente falta de vegetación, consideran de gran interés natural. Los ecologistas ahora piden a la Comunidad de Madrid que se cuide el área, que el entorno no caiga en el olvido.

“Se habla de que es un secarral, pero existen unas 300 especies de plantas, sobre todo vegetación que necesita poca humedad”. Destaca un retamar, una zona de encinar y el pinar de Venta La Rubia. Además, es lugar de campeo del milano real, aguilucho cenizo y la cigüeña, y allí nace el arroyo Butarque, tributario del Manzanares, y el arroyo de la Madre.

Los ecologistas proponen que la zona forme parte de un futuro corredor verde, que han bautizado como Madrid-Villaviciosa. Partiría de la Casa de Campo, pasando por los Retamares (antiguo campo de tiro militar), para seguir por la Venta la Rubia, por las vías pecuarias y caminos que han quedado libres después de que se fuera el magnate norteamericano. El corredor llegaría al arroyo de la Madre que comunica con el Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama. Y como nadie recoge la moqueta, los ecologistas la han utilizado para escenificar lo que podría ser este corredor, de un verde intenso.

 

 

 

 

 

 

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram