Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho informes del CES en el primer año de Urkullu frente a 27 en 2012

El cambio de Gobierno y el parón legislativo justifican el descenso, según el organismo

“Cambio de Gobierno y parón legislativo”. El Consejo Económico y Social (CES) vasco ha explicado este jueves con esos dos argumentos que el Gobierno de Iñigo Urkullu le solicitase el año pasado exclusivamente ocho dictámenes sobre otros tantos proyectos legislativos, fundamentalmente de las consejerías de Empleo, Competitividad y Medio Ambiente. Además, realizó dos estudios de iniciativa propia, frente a los 27 de 2012.

El presidente del órgano consultivo, Juan María Otaegui, ha calificado como “buena” la actividad del CES vasco y destacó que en el 80% de los casos estimó con una valoración media o alta los documentos sobre los que le consultó el Ejecutivo. El próximo marzo, el CES hará públicas las conclusiones de un estudio que ha realizado sobre el endeudamiento familiar que ha sido aprobado este mismo mes, y sigue trabajando en otro análisis sobre los desequilibrios territoriales en la comunidad autónoma durante la crisis, que concluirá en junio.

Donde sí tuvo una intensa actividad el CES fue en asuntos relacionados con la UE y la cooperación transfronteriza, debido a que ocupó el pasado ejercicio la presidencia de la Red Transnacional Atlántica, que agrupa a los CES y organismos análogos de las regiones del espacio atlántico.

El CES, que se encuentra en fase de renovación de sus integrantes, sigue a la espera de noticias de ELA y LAB para saber si estarán presentes en el organismo durante la presidencia de Confebask. “Tienen tiempo todavía para comunicarlo”, se ha limitado a responder el presidente a la pregunta de si contaba con ellos para los próximos años.