Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las protestas de Stop Subidas vuelven a parar el metro

El colectivo se reunió ayer con la Autoridad del Transporte para intentar acercar posiciones

Una imagen de una protesta de vecinos de Zona franca que quieren que la linea 9 de Metro llegue a la Zona franca.
Una imagen de una protesta de vecinos de Zona franca que quieren que la linea 9 de Metro llegue a la Zona franca.

El colectivo Stop Subidas mantuvo un miércoles más sus protestas contra el aumento de las tarifas del transporte público. Ayer hubo concentraciones en 55 puntos, repartidos por la ciudad de Barcelona y por su área metropolitana entre estaciones de metro, Ferrocarrils de la Generalitat y Renfe. En las estaciones de Arc del Triomf y Llucmajor, donde empezaron las movilizaciones hace once semanas, se volvieron a bloquear algunos convoys, según informó TMB. Los vecinos que protestaban convocaban a los usuarios a participar en la manifestación del próximo día 15 de marzo en la plaza Sant Jaume. La intención es hacer confluir las distintas movilizaciones en el centro de la ciudad para hacer más visible su reivindicación.

En la plaza Llucmajor, los manifestantes reunieron a unas 80 personas que cortaron el tráfico del paseo Verdum hasta llegar a Via Júlia, donde entraron en el metro y lo bloquearon pese a las amenazas de multas que efectuó hace dos semanas el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn. Ayer, por primera vez, miembros del movimiento se reunieron con la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), junto a entidades vecinales, sindicales y de defensa del transporte público para volver a reclamar que se se retire la subida de precios de 2013, la única condición que aceptará Stop Subidas para retirar sus movilizaciones. También se reunieron con los partidos políticos en el Parlament.

La ATM visualizó en la reunión la difícil situación económica en la que se encuentra, con un endeudamiento superior a los 500 millones de euros y una importante caída de usuarios del transporte público en 2012, y se centró en el plan de viabilidad con el que pretende reducir deuda y equilibrar el déficit anual. La dirección del organismo señaló la futura T-Mobilitat -los futuros títulos de transporte- como una herramienta para simplificar y reducir el precio de metro y autobús. No ofreció, sin embargo, soluciones inmediatas a Stop Subidas, tampoco la retirada de la subida tarifaria de 2013, como este movimiento ciudadano solicita. Pero fuentes de ATM aplaudieron la celebración de la reunión, que se prolongó durante más de tres horas y permitió constituir la nueva mesa social de la institución en la que participan Generalitat, Área Metropolitana y Ayuntamiento de Barcelona.