Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan de rehabilitación de viviendas prevé generar 106.000 empleos

El programa de la Junta nace con una inversión pública de mil millones de euros

Una obra de rehabilitación de viviendas en el centro de Málaga.
Una obra de rehabilitación de viviendas en el centro de Málaga.

La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IU), ha puesto este miércoles cifra al empleo que la Junta espera generar con la reactivación del sector de la construcción: 106.000 puestos de trabajo, a razón de medio centenar por cada millón de euros invertidos, en su mayor marte, a partir de rehabilitaciones. El plan, según los datos aportados por Cortés, nace con un millón de euros de dinero público ya comprometido entre fondos europeos (775 millones de 2014 a 2020), programas autonómicos (140 millones en los presupuestos de 2014) y fondos ligados al plan estatal de viviends (127 millones hasta 2016).

“El cambio de modelo de la especulación hacia la rehabilitación es una decisisón estratégica, firme y sin marcha atrás”, ha subrayado Cortés. El eje del nuevo modelo es el futuro plan marco de vivienda y rehabilitación que la Junta espera aprobar como decreto en junio. La consejera ha reunido en Sevilla a un grupo de arquitectos y urbanistas para debatir el contenido del plan y la primera impresión es que la propuesta de la Junta aprueba entre los expertos. “Todos los planes de vivienda que he conocido han sido o anoréxicos o bulímicos”, apuntó Javier Burón, exviceconsejero de Vivienda del Gobierno Vasco. “Y me parece que el plan andaluz a los componentes que están anoréxicos les va a dar de comer y a los que tienen sobrepeso les va a poner a régimen”, añadió.

Los expertos aplaudieron, sobre todo, la apuesta por la rehabilitación, pilar fundamental del plan. Más de la mitad de las 4,4 millones de viviendas que hay en Andalucía se construyeron antes de 1981, cuando entró en vigor la Norma Básica de Edificación que introdujo por primera vez requerimientos de eficiciencia y ahorro energético. Esos dos millones de viviendas gastan, por tanto, mucha más energía de la que necesitan y el plan de la Junta pasa por incentivar las obras para dar la vuelta a esta situación. Muchas de estas viviendas, además, se cuentan entre las más de 700.000 casas vacías que hay en Andalucía, pero tienen poca salida en el mercado porque necesitan obras para poder ser habitadas. El plan de la Junta se centra en estas bolsas de viviendas y prevé realizar intervenciones de rehabilitación y de eficiencia energética en 94.700 casas hasta 2020: 59.000 en el programa de actuaciones en edificios (31.000 públicos y 28.000 privados), 31.500 en viviendas unifamiliares y 4.200 en infraviviendas. A estas se sumarán otro centenar de rehabilitaciones en espacios urbanos públicos y 26 en edificios de la Junta de Andalucía.

Los fondos públicos supondrán alrededor del 60% de la inversión del plan. El otro 40% llegará de la aportación privada de los beneficiarios de las ayudas a la rehabilitación, para lo que la Junta prevé negociar con los bancos líneas específicas de crédito. “El plan me parece bueno, bonito y barato”, afirma el arquitecto Manuel Ángel González Fustegueras, autor, entre otros, del último Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla, que elogió la apuesta por el alquiler y que el documento redactado por la Junta reconozca que la vivienda "construye ciudad". "Me temo que para que el plan llegue a buen puerto habrá que hacer algunos cambios en la legislación urbanística", advierte Fustegueras. 

Más información