Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cesa Juan Morote, gerente de la Universidad Católica

La salida del artífice de su expansión en 10 años sugiere un giro a la política de la institución

El artífice de la expansión académica y, sobre todo, económica, de la Universidad Católica de Valencia, Juan Morote, ha cesado en todos sus cargos (incluso como profesor) en la institución académica, según confirmaron fuentes del arzobispado. Fundada hace 11 años por el fallecido cardenal Agustín García-Gasco, desde el principio Morote ocupó los cargos de gerente y vicerrector. En la actualidad, su vicerrectorado era el de Planificación Estratégica, el más potente y decisivo en la gestión económica y la dirección de la universidad, de la cual es “gran canciller” el arzobispo, monseñor Carlos Osoro.

 Desde la propia institución y del arzobispado insistieron en dejar claro que se trataba de “un cese en sus funciones de mutuo acuerdo”. Pero también quedaba claro que el influyente gerente y vicerrector de la, hoy por hoy, mayor de las universidades privadas valencianas, quedó desde el pasado viernes, desvinculado de ésta. Las por ahora nulas explicaciones de las razones del cese, así como el hecho de que hablen de un relevo “temporal” para las importantes funciones que ejercía en la universidad este abogado y consultor, y que se haya mantenido absoluto mutismo al respecto, invitan a todo tipo de interpretaciones.

A pesar de contar con todas las bendiciones de la Generalitat y de haber logrado en 10 años sumar 15 sedes en cinco campus, el coste millonario del crecimiento imparable, la implantación de nuevas universidades privadas en la Comunidad Valenciana y el freno a proyectos estratégicos como el campus de Gandia sugieren un giro a la política seguida hasta hoy  por la San Vicente Mártir, del que la salida de Morote sería un factor relevante.