Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ELA critica que el nuevo plan de empleo de Aburto aumentará el paro

Muñoz asegura que la propuesta hace "seguidismo" de las políticas de la UE y de Madrid

Muñoz en el centro, junto a Mikel Noval y Janire Landaluce
Muñoz en el centro, junto a Mikel Noval y Janire Landaluce

Para ELA, el diseño del Gobierno vasco en materia de empleo es deficiente y destructivo. El secretario general del sindicato, Adolfo Muñoz, ha asegurado este lunes que, con las políticas incluidas en el Plan de Empleo (2014-2016)  se va a seguir "destruyendo empleo y aumentando el paro". Muñoz, acompañado del responsable del área social, Mikel Noval, y de Janire Landaluze, del gabinete de estudios del sindicato ha acusado al Gobierno vasco de hacer "seguidismo" de las políticas de la UE y de Madrid y ha señalado que, con los "ajustes y recortes" que está planteando es "imposible" que su prioridad sea el empleo. El dirigente de ELA ha señalado que el Gobierno vasco, no solo "da por bueno", sino que también "acuerda" con el Ejecutivo del PP las "duras políticas de ajuste", aunque no quiera "trasladar esa sensación" a la ciudadanía.

El Gobierno vasco se ha marcado el reto de fomentar la creación de 32.000 empleos durante los próximos tres años  del nuevo Plan de Empleo y Reactivación Económica 2014-2016. El plan contempla destinar 775 millones de euros a programas de empleo, 3.840 millones a medidas de reactivación económica y 1.860 millones a avales a empresas, un plan contionuista con el aprobado en septiembre sólo que antes iba a crear 12.711 puestos de trabajo en 2013, que al final se quedaron en 8.000 empleos, según el balance del Departamento de Empleo y Políticas Sociales y ahora el objetivo son 32.000.

El Gobierno como empleador está destruyendo empleo"

 Muñoz cree que el Gobierno vasco, en política económica y social, es "irrelevante" y es "el Gobierno de López", ya que, aunque ha cambiado el partido al frente del Ejecutivo, las políticas "son las mismas con los ajustes que manda Madrid". En este sentido, ha alertado de que la reducción de déficit que tiene que acometer el Estado para el año 2016, -"una reducción multimillonaria de 37.000 millones"- tendrá "efecto" en Euskadi y Navarra. A su juicio, esto "ya esta acordado" y el lehendakari, Iñigo Urkullu, aceptará "lo que le digan de déficit". El dirigente de ELA ha denunciado que el Gobierno vasco como "empleador" está "destruyendo empleo y salarios" y cree que el Ejecutivo y Confebask coinciden en la "política de ataque al salario". Con este planteamiento, ha señalado que, si no se produce un cambio "radical" en las política presupuestarias y fiscales que se vienen aplicando, no se invertirá la situación en materia de empleo. Además, ha defendido dar "marcha atrás" a las reformas efectuadas que están provocando que se "fraccione un empleo digno en seis miserables".

El plan gubernamental tiene un total de seis subprogramas

El plan acoge el conjunto de programas gubernamentales, la mayoría ya conocidos y puestos en marcha, diseñados con el triple objetivo de frenar la destrucción de empleo, crear nuevos puestos de trabajo y contribuir a reactivar la economía vasca y mejorar su competitividad. El montante económico de estos programas asciende a 6.475 millones de euros para los tres ejercicios de aplicación. Una cuarta parte de los 32.000 empleos será realidad gracias al fomento de la contratación directa por parte de ayuntamientos y entidades locales de jóvenes, mujeres, parados de larga duración y perceptores de la renta de garantía de ingresos (RGI). El empleo es el primer eje del plan y se plasma en seis programas para apoyar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y los autónomos, el turismo y el comercio local; fomentar el emprendimiento para crear 4.900 nuevos puestos de trabajo; facilitar el empleo de los jóvenes con formación dual y la primera experiencia laboral; la formación; el plan renove rehabilitación; y la solidaridad con los colectivos más desfavorecidos.