Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nada nuevo sobre Sol

Los ganadores del concurso de ideas del Colegio de Arquitectos plantean agrupar la actividad comercial en los extremos y mantener una zona franca en el centro de la plaza

El Ayuntamiento promete tomar en cuenta los proyectos pero niega que se realicen a corto plazo

Proyecto ganador del concurso del COAM para reforma Sol. Ampliar foto
Proyecto ganador del concurso del COAM para reforma Sol.

Cierre los ojos e imagine la Puerta del Sol. Ahora quítele la gente. Permítame recordarle todos los elementos arquitectónicos desperdigados por la plaza: una veintena de farolas de tres estilos diferentes; una decena de pilotes para cortar el paso a vehículos y encadenar bicicletas; cuatro quioscos de prensa, uno de lotería y otro de tabaco; seis cabinas de teléfono, y dos paneles de información o publicidad; cuatro bocas de metro, dos ascensores y un vestíbulo exterior de cristal bautizado como el tragabolas; dos fuentes, una estatua ecuestre, el oso y el madroño sobre un pedestal y una diosa griega, la Mariblanca, sobre un pilar.

Trate de reordenar las piezas mentalmente: una línea de bancos junto al arco que forman las fachadas de los edificios, flanqueada en un lado por la Mariblanca y en el otro por el oso y el madroño. Alrededor de las dos bocas de metro en extremos opuestos, árboles en jardineras, quioscos y terrazas. Y el resto de la plaza, prácticamente diáfana, a excepción de la estatua de Carlos III (girada 90 grados y adelantada respecto a su posición actual) y una gran fuente (con una tribuna de oradores incorporada).

Nuevo proyecto para ordenar la Puerta del Sol ampliar foto
Nuevo proyecto para ordenar la Puerta del Sol

Ahora vuelva a poner a toda la gente y ya tiene en su cabeza como quedaría en líneas generales la Puerta del Sol de llevarse a cabo las propuestas ganadoras del concurso internacional convocado en septiembre por el Colegio de Arquitectos de Madrid. Eso sí, guarde bien esa imagen en su cabeza porque probablemente sus ojos no la vean a corto plazo. El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han dado su “apoyo político, técnico y de gestión” a esta reflexión, en la que han participado 146 proyectos arquitectónicos de varios países, pero no pondrán ni un euro por ahora para hacerla realidad.

El jurado presidido por la alcaldesa de la capital, Ana Botella (PP), y del que han forma parte también el director de Patrimonio Histórico de la Comunidad, Jaime Ignacio Muñoz (PP); el decano del Colegio de Arquitectos de Madrid, José Antonio Granero; y el director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, Antonio Bonet, entre otros, ha fallado esta tarde los dos premios del concurso para “ordenar” la puerta del Sol. El primer premio (24.000 euros) se lo ha llevado el proyecto 'El Sol del membrillo, del estudio Linazasoro & Sánchez. El segundo (9.000 euros), el arquitecto Luis Martínez Santa-María con No es fácil establecer cuando debe el poeta detenerse.

Más allá de su cuantía económica, más bien testimonial, el reconocimiento para el ganador consistiría en la ejecución, parcial o total, de su proyecto. Tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento han evitado comprometerse en ejecutar o financiar la reforma. En la iniciativa han participado además cuatro empresas patrocinadoras (OHL, Banco Sabadell, Samsung, JCDecaux).

En las bases se explicaba: “El Colegio de Arquitectos hará todo lo que esté en su mano para que el Ayuntamiento, sensible a la cuestión planteada y compañero de viaje en este proceso de reflexión colectiva, haga suya la propuesta ganadora, contando con los autores para, en la medida en que las circunstancias lo permitan, llevarlo a buen puerto”.

Botella ha señalado sin embargo esta tarde que “el ayuntamiento va a recibir estas ideas con una gran satisfacción y dando las gracias”, y ha loado que los proyectos ganadores “aúnen la belleza, mayor que la actual, con lo estancial”. En su opinión, su realización “es viable, a lo mejor no hoy, pero sí en el futuro”. “Tenemos que tener proyectos de futuro con independencia de que se vayan a hacer en el próximo año. ¿Se acometerá este año? No. Pero las pequeñas transformaciones que se vayan haciendo ahora tienen una hoja de ruta”, ha añadido la alcaldesa.

En opinión de Granero, el concurso ha confirmado que “existe una necesidad de mayor orden y limpieza, porque se parte de una situación caótica”. “Pero no son tiempos de desmontar una plaza y hacerla de nuevo, no nos lo podemos permitir”, ha añadido. Así, el concurso buscaba “ordenar” lo que ya hay, integrando la actividad de la plaza (comercio, hostelería, recreativa, etcétera); la movilidad; y elementos de sombra (toldos, marquesinas, parasoles), iluminación, jardinería y vegetación, etcétera.

El Colegio de Arquitectos ha llevado a cabo una encuesta en su página de Internet en la que han participado hasta el momento casi medio millar de personas. La mayoría cree que en Sol hacen falta zonas de sombra y vegetación, y casi un tercio echa en falta también un espacio de reunión colectiva. Este último punto es especialmente polémico toda vez que el Ejecutivo regional (PP) ha apostado por reducir las manifestaciones en la plaza (donde se encuentra su sede, la Casa de Correos), y la Delegación del Gobierno (PP) le ha respondido que legalmente no es posible hacerlo.

Pregunta al respecto, Botella (que ha muy crítica también con el, a su juicio, exceso de protestas), ha señalado hoy que en este concurso “no se ha hablado de manifestaciones". Los dos concursos ganadores habilitan una gran explanada diáfana en el centro de la plaza, precisamente frente a la Casa de Correos.

La encuesta del Colegio de Arquitectos muestra también que una mayoría cree que Sol debería ser completamente peatonal (tras la última reforma, sólo hay dos carriles de circulación para autobuses y taxis, y otro para bicicletas). La propuesta ganadora mantiene el tráfico actual.

Tres de cada cuatro encuestados opina que Sol es un lugar de encuentro, por encima de su naturaleza como hito turístico o lugar de ocio o de expresión colectiva. Paradójicamente, apenas uno de cada diez lo ve como una plaza comercial (son los comerciantes los que más han alzado la voz contra las manifestaciones). Un sondeo anterior del Colegio de Arquitectos (con 1.800 participantes) ya apuntó que Sol necesita vegetación (más de dos tercios así lo manifestó). Junto al concurso de la reforma de Sol, se ha fallado hoy otro para diseñar bancos para la plaza, que ha ganado el proyecto Kilómetro cero, de Mauro Doncel y Maitane Díez.

De llevarse a cabo una reforma, aunque fuera menor, sería la tercera en tres décadas. El alcalde socialista Juan Barranco inauguró la plaza en diciembre de 1986 tras dos años de obras y una inversión de seis millones de euros de la época que redujo el tráfico rodado (de cinco a tres carriles por sentido) y concentró el área peatonal en la desembocadura de las calles Preciados, Carmen y Montera. Colocó además 80 farolas de estilo supositorio, que la contestación popular llevó a cambiar por otras de estilo fernandino.

Entre 2005 y 2009, aprovechando la construcción subterránea de una estación de tren (la obra se retrasó al hallarse restos de la iglesia del Buen Suceso), se limitó el tráfico a dos carriles entre la calle Mayor y la carrera de San Jerónimo, aumentando así la superficie peatonal. La obra costó 4,6 millones de euros.

Pese a ello, el jefe del Gobierno madrileño, Ignacio González (que entonces era vicepresidente regional) afirmó el pasado mes de septiembre: “Es muy urgente recuperar Sol y hacer una plaza, que es la más importante de Madrid por su carácter céntrico, mucho más atractiva a mi modo de ver de lo que hoy es”.

El Ayuntamiento, dirigido ahora por Ana Botella, no ve tal urgencia, aunque fue precisamente una iniciativa municipal la que desencadenó este concurso. En 2012, el Ayuntamiento anunció su intención de colocar en Sol un quiosco con terraza de 300 metros cuadrados y un centenar de árboles. Pronto borró los árboles del plan, alegando que no hay tierra suficiente bajo los adoquines para plantarlos. La terraza quedó paralizada poco después, al convencerle el Colegio de Arquitectos de llevar a cabo este proyecto de reflexión que hoy culmina y que todavía está en el aire ver en qué acaba.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram