Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición desdeña el plan de residuos que Bildu quiere “imponer”

PNV, PSE y PP censuran a la Diputación por negarse a debatirlo en las Juntas Generales

El plan de residuos que ha presentado esta semana la Diputación de Gipuzkoa, en el tercer año de mandato de Bildu al frente de la institución, no ha concitado un solo apoyo entre los grupos de la oposición, que han coincidido en que el Gobierno foral pretende “imponer” su estrategia sobre basuras y hurtar a las Juntas Generales el debate sobre este polémico asunto.

El PNV ha alertado de que la propuesta lanzada por el diputado de Medio Ambiente, Iñaki Errazkin, resulta contraria a la normativa vigente sobre residuos y choca con las directivas de la Unión Europea. Los socialistas la han tachado de falta de “rigor técnico, jurídico y económico”. Y el PP ha criticado la decisión de Bildu de “retrasar el cierre de los vertederos hasta después de las elecciones” municipales de 2015.

La Diputación de Gipuzkoa quiere cerrar de forma escalonada los tres vertederos abiertos —el último, el de Sasieta, a finales de 2015— cuando estén construidas las tres plantas de compostaje, otra de tratamiento mecánico-biológico y un “depósito de inertes”. La institución foral, que a mediados de noviembre pasado cerró un acuerdo con las constructoras para paralizar las obras de la incineradora de Zubieta, calcula que se necesitarán 131 milones de euros para poner en marcha su sistema “autosuficiente” de gestión de los residuos,

Xabier Ezeizabarrena, del PNV, ha afirmado que Bildu pretende “imponer sus tesis cuando no tiene mayoría” y reprochó a la coalición abertzale que retrase “el cierre de los actuales vertederos y abra nuevos en contra de las directivas europeas”. El juntero nacionalista pone en duda que la Diputación pueda cumplir los plazos anunciados y calificó de “ensoñaciones” las cifras sobre el volumen de basuras que ofreció Errazkin. Además, ha alertado de que los restos “inertes” que el diputado quiere almacenar en un “depósito” no son tales, ya que “mantienen actividad orgánica”. En cualquier caso, el PNV acudirá el próximo lunes a una reunión que la Diputación ha organizado con los grupos de la oposición para buscar su respaldo al plan de residuos.

El socialista Denis Itxaso también ha incidido en el “nuevo engaño” y el “juego del despiste” que supone presentar una planificación sobre residuos que “apuesta por la apertura de nuevos vertederos”. Ha considerado “puro eufemismo” llamar “depósito de inertes” a lo que será un vertedero “puro y duro”, y ha advertido de que el plan en su conjunto “no tiene garantía de lograr las autorizaciones ambientales” pertinentes, ni cuenta con un plan de financiación asociado.

En cuanto a la ronda de contactos con los partidos, Itxaso ha señalado que su formación no ha recibido aún la invitación, aunque el PSE-EE acudirá a la cita “con la mejor voluntad”, pese a que será un “puro teatro” y un ejercicio de “escapismo” político para contentar a su “parroquia”.

El portavoz del PP en las Juntas, Juan Carlos Cano, ha anunciado la presentación de una iniciativa para que el plan sea debatido en un pleno, porque “no se puede hurtar al Parlamento territorial un debate tan importante”. El dirigente popular ha calificado de “fantasma, ficticio y engañoso” un proyecto con el que Bildu pretende “una escenificación política” y “enarbolar la bandera de la eliminación de la incineradora”.