Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos perdonan los insultos de los Reyes Magos de Sort

Los agentes retiran la denuncia contra los tres jóvenes que protagonizaron la cabalgata

Les acusaban de lanzarles caramelos de "forma poco amistosa" durante el evento

Cabalgata de Reyes Magos de 2014, en la localidad de Sort. Ampliar foto
Cabalgata de Reyes Magos de 2014, en la localidad de Sort.

Los Reyes Magos de Sort (Pallars Sobirà) no tendrán que pasar por el trago de declarar ante el juez porque los Mossos d’Esquadra, a quienes supuestamente insultaron durante la cabalgata del pasado 5 de enero, han retirado la denuncia tras recibir las pertinentes disculpas.

La retirada de la denuncia se ha producido después de una reunión a la que han asistido los tres jóvenes que encarnaron este año los personajes de Melchor, Gaspar y Baltasar, representantes del Ayuntamiento de Sort, organizador de la cabalgata, y mandos de los Mossos d’Esquadra.

Un cabo de la policía catalana que participaba en el dispositivo de seguridad de la cabalgata denunció a los tres vecinos de Sort porque desde la carroza gritaron “policías asesinos y torturadores” y le lanzaron caramelos de forma “poco amistosa”.

Los tres jóvenes, que se han mostrado arrepentidos por su conducta inapropiada, han pedido disculpas al cuerpo de los Mossos d’Esquadra y, de forma especial, al agente que los denunció.

Los hechos se produjeron a la salida de la localidad, cuando la carroza en la que viajaban los tres Reyes Magos y sus respectivos pajes se disponía a girar para dirigirse a la calle Mayor para recoger las cartas de los más pequeños. En ese lugar había poco público, por lo que fueron muy pocas las personas que se percataron del incidente.

El cabo aguantó las increpaciones que le dirigieron los tres jóvenes y la cabalgata continuó con normalidad. Fue al final del desfile cuando los Mossos d’Esquadra abrieron diligencias penales contra los tres Reyes Magos por una falta de respeto y presentaron una denuncia contra ellos en el Juzgado de Tremp.

El delegado de la Generalitat en el Alto Pirineo, Albert Alins, ha declarado que la polémica ha quedado zanjada con las disculpas y que espera que el incidente se quede sólo en una anécdota. Las relaciones entre mossos y vecinos de Sort no han sido nunca cordiales desde que este cuerpo policial se desplegó en la comarca. En los últimos años, los jóvenes han denunciado un exceso de celo de los agentes en los controles de tráfico y de alcoholemias.

Más información