Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aquagest intentó cobrar a Santiago gastos falsos por 400.000 euros

La empresa pretendía reintegrar el consumo eléctrico de cuatro depuradores averiadas

Directivos de Aquagest, la empresa concesionaria del servicio público de aguas en Santiago, aparece implicados en el sumario de la Operación Pokémon por, entre otras cosas, sus maniobras para conseguir del gobierno municipal una ampliación del contrato. Pero las diligencias judiciales recogen otras turbias actuaciones de los representantes de la compañía en la capital de Galicia, como un intento de cobrar al Ayuntamiento 400.000 euros por gastos falsos.

El sumario recoge varias intervenciones telefónicas del 1 de agosto de 2012, cuatro meses después de que el popular Gerardo Conde Roa, con quien Aquagest había concertado ya la ampliación de contrato, cediese la alcaldía a su compañero de partido Ángel Currás. Ese día, el responsable de la empresa de aguas en Santiago, José Luis Míguez, conocido como El Pesetas e imputado en la causa, comenta a otro empleado de la compañía que van a cargar al Ayuntamiento 400.000 euros por gastos de funcionamiento de cuatro depuradoras que en realidad estaban averiadas.

Aquagest solía pagar los gastos de suministro eléctrico de esas instalaciones y luego le pasaba la factura a la institución municipal. Pero Míguez comenta a su colaborador, un tal Campos, que “no quiere que ninguna factura le llegue al Ayuntamiento, porque han pasado que les cuesta 400.000 euros, y si le llega una factura, ven que Fenosa no ha funcionado hasta ahora”, según la transcripción de la charla realizada por el Servicio de Vigilancia Aduanera. Es más, Míguez añade que si el Ayuntamiento descubre el engaño “se les viene abajo el tema de la subida de tarifas” que pretendía la compañía. Según fuentes conocedoras del caso, finalmente los gastos no fueron cargados a las arcas municipales.

 

Más información