Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El quinto temporal se cierne sobre la cornisa cantábrica

La Euskalmet prevé este miércoles olas de siete metros de altura

Aunque la previsión dice que el temporal de este miércoles no tendrá la fuerza del sufrido el pasado domingo no ha podido llegar en peor momento. “La costa ya está muy dañada, hay zonas muy sensibles y si vuelve a entrar el agua, aunque sea con menos fuerza...”, apunta Onintze Salazar, meteoróloga de Euskalmet.

La alerta naranja por olas, que alcanzarán hasta siete metros de altura, se activará entre el mediodía y la medianoche, y el peor momento se registrará por la tarde. La pleamar está prevista para las 19.52, según la Agencia Vasca de Meteorología.

Las características del nuevo temporal, el quinto en lo que va de año, serán similares a las del domingo; oleaje fuerte, de hasta siete metros de altura, y un periodo entre ola y ola alto, de entre 17 y 19 segundos, lo que provoca “más fuerza y, por tanto, el poder de destrucción es mayor”, pero a diferencia del último, la pleamar será menor al no coincidir con mareas vivas.Si la pleamar el pasado domingo alcanzó los 4,94 metros, este miércoles se situará en 3,89, lo que supone un metro de diferencia. “Esto nos da una idea de que el agua no va a entrar tan alta pero el problema es que la zona ya está muy sensible”, recuerda Salazar.

La experta puntualiza que estos fenómenos no son excepcionales en Euskadi. “Este tipo de temporales los hemos tenido más veces, y también mayores. Por ejemplo, el del 6 de enero la altura de la ola fue mayor”, precisa la meteoróloga. Pero lo que no es tan habitual es la concentración en tan corto espacio de tiempo de tantos temporales. Una nueva amenaza Euskalmet achaca el aluvión al mayor número de borrascas que se están formando en el Atlántico, además de ser más profundas, lo que supone “que a pesar de que se formen en zonas más altas y no nos afecten directamente, el oleaje que generan, lo que se denomina mar de fondo, llega en forma de olas grandes”.

De hecho, Euskalmet “ve la posibilidad de que se produzca otro temporal este fin de semana, aunque está por determinar que intención puede tener”. La Ertzaintza recordó ayer las precauciones que se deben tomar ante el temporal. La policía aconseja alejarse de las playas y de otros lugares que se puedan ver afectados por el fuerte oleaje, como espigones, muelles o acantilados. No utilizar embarcaciones, y revisar sus amarres, así como no practicar deportes acuáticos ni ningún otro tipo de actividad en el mar.