Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil investiga la muerte de un matrimonio en Santa Pola

El hombre estaba ahorcado

El cuerpo de la mujer no presenta aparentemente signos de violencia

Agentes de la Guardia Civil investigan la muerte de un hombre y una mujer, de nacionalidad española, cuyos cadáveres han sido encontrados a primera hora de este jueves en una vivienda de la avenida Portus de Santa Pola (Alicante).

El instituto armado ha recibido el aviso a las 9.30. Las víctimas son una mujer de 59 años y de un hombre de 58. Un yerno del matrimonio encontró los cuerpos sin vida de ambos al acudir al domicilio, una cuarta planta de una urbanización situada en el número 12 de la avenida Portus,  ya que desde hacía varios días la familia no sabía nada de ellos.

El cuerpo sin vida de la mujer fue hallado en la cama "sin signos aparentes de violencia", mientras que el de su esposo, de 58, ha "aparecido ahorcado", según fuentes cercanas al caso, que han añadido que por el momento no se descarta ninguna hipótesis sobre las circunstancias en las que se produjeron las muertes.

Los cadáveres han sido trasladados por orden judicial al instituto anatómico forense de Alicante, a la espera de que se les practique la autopsia para tratar de determinar las causas de las muertes, y las diligencias judiciales del caso las lleva un juzgado de Elche.

El matrimonio tenía dos hijas, ambas casadas, que también viven en la población costera de Santa Pola, ha señalado a los periodistas un vecino, quien ha asegurado que la pareja residía en el domicilio donde ha aparecido muerta desde "hace treinta años".

"Les conocía desde 1985 y eran buenas personas. Ella estaba enferma y tomaba medicación porque le dolía la espalda, y su marido era un buen mecánico de motor de barcos", ha dicho este vecino, quien ha relatado que se había enterado de la noticia tras ver esta mañana a las dos hijas de los fallecidos "llorando en el portal".

Una inquilina de la misma urbanización ha afirmado que no escuchó nada raro procedente de la vivienda del matrimonio.