Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas deja en el aire una inversión de 120 millones en el puerto de Cádiz

La UE está revisando todas las subvenciones dadas a grandes infraestructuras

Susana Díaz, y el comisario europeo de Política Regional, Johannes Hahn. Ampliar foto
Susana Díaz, y el comisario europeo de Política Regional, Johannes Hahn.

Las obras de la terminal de contenedores de Cádiz, con las que el puerto gaditano aspira a aumentar en mercancías y a atender mejor el creciente mercado de turistas de crucero, se encuentran al 55% de su ejecución. Sin embargo, actualmente, su principal línea de financiación, 120 millones de euros procedentes de Europa, están en al aire. Tres técnicos de la Unión Europea y otros tres de la Administración central visitaron ayer la zona para revisar si el proyecto es necesario y se adecúa a las subvenciones y préstamos solicitados. Uno de sus objetivos principales es comprobar la viabilidad económica del proyecto. Los hombres de negro, como se los llama popularmente, no han puesto fecha a su respuesta, de la que depende que la obra, ya muy avanzada, pueda completarse.

El proyecto de la nueva terminal nació de la necesidad de separar el tráfico de cruceros, donde Cádiz está aportando las mejores cifras de crecimiento de España, del de mercancías. Ahora mismo los pasajeros que llegan en barcos turísticos a Cádiz se encuentran con contenedores y barcos de carga. El nuevo espacio, que ha supuesto un relleno en el mar para obtener un kilómetro de muelle de atraque con un calado de 16 metros y una explanada de 38 hectáreas, alejará esos mercantes de la ciudad y abrirá posibilidades para hacer más atractivo para turistas y vecinos la zona de los barcos de pasajeros.

Los problemas comenzaron cuando una sentencia del Tribunal de Estrasburgo puso en duda las ayudas que la Comisión Europea había concedido al aeropuerto alemán de Leipzig Halle para su ampliación. Esa sentencia provocó que Bruselas decidiera revisar una a una las subvenciones concedidas a grandes proyectos de infraestructuras. Para entonces, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz ya había iniciado los trabajos contando con la aprobación inicial de 120 millones de euros, 60 de fondos europeos Feder, y otros 60, del Banco Europeo de Inversiones. La Comisión Europea paralizó la entrega del dinero hasta revisar el proyecto. Un trámite que el puerto gaditano esperaba resolver pronto pero que se está retrasando.

El presidente de la Autoridad Portuaria confía en el visto bueno de los técnicos

Un paso importante ha sido el dado este jueves con la visita de los hombres de negro, tres técnicos de la UE y otros tres españoles, uno del Ministerio de Hacienda y dos de Puertos del Estado. Los inspectores se entrevistaron durante dos horas con los responsables de la Autoridad Portuaria. Después tuvieron la oportunidad de conocer los trabajos en un viaje en barco y también a pie. Los técnicos se marcharon sin concretar la fecha en la que emitirán su dictamen definitivo. Por lo tanto, no se sabe si la obra contará con esos 120 millones de euros o no.

Las autoridades gaditanas confían en que sí. Así lo ha expresado el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre. “No debe existir ningún problema porque se ha demostrado que son obras necesarias”, aseguró De Torre. El presidente de la Autoridad Portuaria de la bahía de Cádiz, José Luis Blanco, también confía en que se produzca ese visto bueno. De momento, los trabajos realizados se han podido ir pagando con créditos bancarios. Si no llegara el dinero de Europa, la situación económica del puerto gaditano se complicaría, aunque sus responsables, que no quieren pensar en ese escenario, no creen que supondría el fin definitivo del proyecto.

Las obras han tenido un coste sobrevenido: la aparición de dos barcos hundidos, que han forzado un costoso trabajo de recuperación arqueológica. El hallazgo ha supuesto aplicar medidas pioneras como el traslado de uno de los pecios a una zona más segura para extraer sus restos, entre los que destacan cañones, petos de bronce y lingotes de plata. En estas tareas se ha invertido 2,5 millones de euros. El presupuesto completo del proyecto incluye también la construcción de un túnel que enlazaría la nueva terminal con la carretera de astilleros de la ciudad.

El manejo de los fondos comunitarios

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, volvió a cargar ayer contra el plan del Gobierno de emplear el 50% de los recursos europeos destinados a la lucha contra el desempleo juvenil para financiar la reforma educativa. “El Gobierno no puede pretender que la aplicación de su ley se pague con los fondos que tienen que ir destinados a combatir el desempleo juvenil”, apuntó Díaz al término de una reunión con el comisario de Política Regional, Johannes Hahn, en la que ambos trataron asuntos relacionados con las ayudas que recibe Andalucía de la Unión Europea.

La presidenta andaluza acusó al Ejecutivo de Rajoy de “eludir” su responsabilidad y de “desvirtuar” el objetivo de los fondos comunitarios, que no es otro que promocionar el empleo juvenil y frenar el abandono escolar. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, anunció el miércoles que el Ejecutivo empleará la mitad de esa dotación comunitaria en las etapas educativas obligatorias pese a que, cuando se presentó la medida, Bruselas únicamente se refirió a “lucha contra el desempleo entre los menores de 25 años”.

En concreto, el ministerio financiará con el Fondo Social Europeo parte de los 2.000 millones de euros que costará la implantación de la reforma educativa hasta 2020. Según Díaz, la UE ha asignado a España unos 2.349 millones de euros para hacer frente al desempleo juvenil por lo que, si el Gobierno central acaba desarrollando su idea de emplear parte de estos fondos al desarrollo curricular de la nueva normativa, dispondría de casi 1.200 millones.

Díaz recordó que la Administración central no tiene competencia en políticas activas de empleo, que corresponden a las comunidades autónomas, y criticó el reparto planteado por el Ejecutivo central según el cual la región solo recibirá algo menos del 10% del total asignado. “Es llamativo que Andalucía reciba esta cantidad con una tasa de desempleo del 37% de la que también es responsable el Gobierno”, afirmó la presidenta de la Junta, quien también anunció que pedirá a Rajoy que “se ponga manos a la obra” para acordar con su Gobierno “la hoja de ruta y los proyectos necesarios para crear empleo joven”.