Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una joven denuncia a un médico de Torremolinos por trato homófobo

La paciente se queja de que el facultativo dijo que su relación era “antinatura”

Noelia Ramírez, de 21 años, puso ayer una reclamación en el centro de salud San Miguel de Torremolinos (Málaga) por un supuesto trato homófobo por parte de un médico de Atención Primaria de este ambulatorio. A principios de semana fue a Urgencias por un problema de espalda acompañada de su pareja, una mujer de 28 años, y el facultativo empezó a decirles que ser lesbiana era algo “antinatura” y a preguntarles que por qué ninguna de las dos tenía “amigos hombres”, según consta en la queja. La joven tiene intención de denunciar hoy los hechos ante la fiscalía.

“Me quedé indignada y sorprendida”, cuenta Noelia. Fue su pareja la que empezó a detallarle al doctor cuál era su dolencia y entonces él preguntó que si era su enfermera. “Somos pareja, le dijimos”, relata. En ese momento, el médico habría estado por lo menos 10 minutos “diciendo que eso era antinatura, que no lo veía normal” y que él conocía a gente que hacía senderismo y escalada, al parecer, con el ánimo de que pudieran decidirse a hacer este tipo de actividades y así conocer a otras personas.

“Entonces me levanté y le dije que me perdonara, pero que yo había ido allí para que me diera algo para el dolor”, explica la afectada. “No fui allí para que nadie me diera clases de moral, estamos en 2014”, añade, sin creer lo que le ha pasado. Asegura que ni ella ni su pareja se habían enfrentado nunca a una situación similar.

En la reclamación presentada en el centro de salud de Torremolinos solicita una rectificación y “una disculpa pública”.

Preguntado por este asunto, el Distrito Sanitario Costa del Sol, al que pertenece el ambulatorio, mostró “su más absoluto respeto a la orientación sexual” de cada persona y explicó que el doctor había ofrecido sus disculpas, ya que no había “mala intención” alguna en las palabras empleadas durante la consulta.

Noelia tiene previsto denunciar hoy los hechos ante la fiscalía de Torremolinos con el apoyo de Colegas (colectivo de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales). “A estas alturas del siglo XXI, los diferentes modelos familiares no deben ponerse en cuestión, más cuando se acude a un centro de la sanidad pública donde se espera un trato adecuado y no discriminatorio”, afirmó la asociación, que tachó de “moralina arcaica y homófoba” el supuesto trato dispensado por el facultativo a la pareja. Para Colegas, la Junta debería incorporar formación en la diferencia y la diversidad entre los profesionales de la salud pública.

Según Santiago Rubio, presidente de Colegas Torremolinos, los homosexuales son discriminados “frecuentemente” en el área sanitaria. En opinión de este colectivo, debería existir un protocolo de atención a los usuarios para evitar estas situaciones de exclusión.