Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Administración nunca quiebra

La Sindicatura de Comptes cree que el Gobierno salvará la situación de la Generalitat

Queralt pide una nueva financiación con carácter retroactivo

Los responsables de la Sindicatura de Comptes, Marcela Miró, Rafael Vicente Queralt y Antonio Mira-Perceval, de izquierda a derecha en la sede de la institución.
Los responsables de la Sindicatura de Comptes, Marcela Miró, Rafael Vicente Queralt y Antonio Mira-Perceval, de izquierda a derecha en la sede de la institución.

La Sindicatura de Comptes —el organismo que fiscaliza las cuentas de la Generalitat, las empresas públicas y los ayuntamientos valencianos— está convencida de que el Gobierno no dejará caer a la Comunidad Valenciana en una situación de default. El síndico mayor, Rafael Vicente Queralt, se mostró este jueves confiado en que el Gobierno establecerá “un régimen transitorio con carácter retroactivo” para atender los problemas de infrafinanciación de la Comunidad Valenciana. Un escenario que permitirá superar el déficit que arrastra la Generalitat por la insuficiente financiación autonómica.

“Si cayera cualquier comunidad autónoma habría consecuencias negativas para todos, incluidos los que se quieren marchar [Cataluña]”, dijo Queralt, que recordó que la Sindicatura de Comptes ha alertado de la infrafinanciación de la Generalitat “desde tiempo inmemorial”, mucho antes de que llegasen los expertos. “En 1998 ya dijimos que el déficit de la sanidad era de 24,8 millones y que en 2011 era de 3.500 millones de euros”, remachó. “La infrafinanciación la tenemos clara todos, el problema es cómo se solventa”, dijo.

La Sindicatura de Comptes presentó ayer su programa anual de actuaciones, que incluye, además de las auditorías ordinarias sobre las cuentas de la Administración valenciana, informes específicos sobre el programa de enseñanza primaria, la gestión de la dependencia, la receta electrónica y el registro de facturas de la Generalitat.

“Desde tiempo inmemorial estamos avisando de la infrafinanción”

Queralt defendió que, “para el futuro funcionamiento de la Generalitat, hay que arbitrar otro sistema”, aunque se resistió a calificar como rescate el mecanismo necesario para cubrir el déficit provocado por la infrafinanciación de la Generalitat. “Jurídicamente es un concepto muy indeterminado”, recalcó”.

En la misma línea se expresaron los dos síndicos adjuntos, Marcela Miró y Antonio Mira-Perceval. Mientras la primera recordó que el año pasado el Gobierno ya arbitró mecanismos excepcionales, como el fondo de liquidez autonómico y el plan de pago a proveedores, que ayudaron a la continuidad de la Administración valenciana; el segundo puso el énfasis en que “el nuevo sistema de financiación tendría que entrar en vigor este mismo año, que es cuando toca”. “Si lo hacen, no haría falta ninguna medida retroactiva”, sentenció Mira-Perceval.

“No he visto ninguna Administración pública que se muera”, dijo Queralt que, pese a las pretensiones del Partido Popular de suprimir los tribunales de cuentas autonómicos, se mostró confiado en la continuidad de la institución que preside.

Los responsables de la Sindicatura no creen que se suprima el ente

Para Queralt, una nueva reducción del presupuesto de la Sindicatura de Comptes es, en la práctica, casi imposible. El responsable de la institución explicó que el 95% del dinero consignado corresponde a las nóminas del personal, 88 personas que son todas funcionarias de carrera, y el dinero restante a gastos de funcionamiento.

Durante la presentación del programa de actuación previsto para este año, la Sindicatura de Comptes anunció que reducirá de 52 a 47 el número de informes previstos, sobre todo por la extinción de empresas y fundaciones del sector público de la Generalitat.

Respecto a la situación de Ràdio Televisió Valenciana, afectada ya en 2013 por el proceso de liquidación, Queralt pidió esperar a las auditorías de las cuentas de 2014 para ver “la repercusión y qué tipo de liquidación o cierre presenta la Generalitat”. “El informe de la Sindicatura siempre es a posteriori”, advirtió el síndico mayor.

Los próximos informes que tiene previsto emitir la Sindicatura afectan a las contratas de recogida de residuos y al funcionamiento del servicio de la grúa y de recaudación de multas en ayuntamientos con una población mayor a los 50.000 habitantes y a la gestión de los mataderos y mercados municipales en colaboración con el Tribunal de Cuentas. La Sindicatura también prepara una auditoría sobre la Administración electrónica.