Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pere Navarro cita uno a uno a sus diputados por el referéndum

La dirección del PSC está decidida a expulsar del grupo a quien rompa la disciplina de voto

Pere Navarro, en el centro flanqueado por Maurici Lucena, a la izquierda, y Josep Fèlix Ballesteros.
Pere Navarro, en el centro flanqueado por Maurici Lucena, a la izquierda, y Josep Fèlix Ballesteros.

La dirección del PSC no está dispuesta a tolerar otra imagen de ruptura el jueves en el Parlament durante el pleno en el que se votará la proposición de ley para pedir al Congreso que delegue en la Generalitat la competencia para organizar el referéndum soberanista. Pere Navarro, primer secretario del PSC, está recibiendo uno a uno a sus 19 diputados para transmitirles la conveniencia de no romper la unidad del partido y de acatar la decisión del consejo nacional del PSC de votar en contra de la proposición que se debatirá al no haber mediado con antelación un pacto con el Gobierno del Estado.

La cúpula socialista está dispuesta a expulsar del grupo parlamentario a los diputados que rompan la disciplina de voto y que se desmarquen de las directrices de la dirección. Miembros del sector catalanista sostienen, sin embargo, que queda margen para la negociación y no descartan que finalmente Navarro reconsidere su postura y apueste por la abstención o por dar libertad de voto. Pero la dirección no cambiará de criterio y, a lo sumo, elevará al pleno una resolución que defienda la negociación con el Estado, que inste a rescatar la comisión bilateral y que aliente la reforma federal de la Constitución. "Pero no hay marcha atrás respecto a la proposición de ley. El consejo nacional aprobó democráticamente votar en contra", recordaron fuentes del partido.

Durante las reuniones con los diputados, que continuarán los próximos días, Navarro no ha hablado abiertamente de "expulsiones" aunque sí les ha trasladado que su decisión puede acarrear "consecuencias". En cualquier caso, muchos ya saben cuál puede ser el desenlace. Maurici Lucena, portavoz de PSC, ya ha avisado a algunos parlamentarios que esta vez se juegan su exclusión. El 23 de enero de hace un año, cinco diputados socialistas se abstuvieron y se negaron a votar en contra de la resolución soberanista que definía a Cataluña de sujeto político y jurídico soberano.

Miembros del sector crítico recordaron ayer que el problema es "muy profundo" y que no se ciñe solo a "cinco catalanistas". A su juicio, la proposición a debate, de artículo único, es tan suave que ni siquiera menciona la fecha ni las preguntas de la consulta. "Es mucho más suave que las mociones que aprueban los municipios en favor del referéndum", señalaron. Sus argumentos para no votar en contra se basan en que la resolución no contraviene el programa electoral del PSC y que el texto alude a celebrar un referéndum a "partir de los términos que se acuerden con el Gobierno del Estado". Los críticos alegan, además, que el PSC puede quedar alineado con el PP y Ciutadans alejándose de su histórico electorado. Un diputado recordó que Carme Chacón se negó a votar a favor del derecho a decidir en el Congreso y no fue expulsada.

Más información