Protesta vecinal por los incidentes en Villacarrillo

Un millar de personas se concentran pese a la prohibición de la Subdelegación

Vecinos de Villacarrillo, durante la manifestación frente al Ayuntamiento.
Vecinos de Villacarrillo, durante la manifestación frente al Ayuntamiento.J. M. Pedrosa

En torno a un millar de vecinos de Villacarrillo (Jaén) se han concentrado este miércoles para protestar por los disturbios protagonizados el pasado lunes por inmigrantes de Malí que exigían que se agilice la investigación por la desaparición de un compatriota desde el pasado 17 de diciembre. La concentración, que se ha desarrollado de manera pacífica, había sido convocada de forma anónima por las redes sociales y no estaba autorizada por la Subdelegación del Gobierno al no haberse solicitado dentro del plazo legal estipulado.

“El pueblo unido jamás será vencido”, han coreado los vecinos de Villacarrillo durante la protesta, que ha transcurrido durante una hora en la plaza del Ayuntamiento y sin presencia de los miembros del Cosistorio. Un fuerte dispositivo de vigilancia de la Guardia Civil se dispuso en los accesos a la plaza, disuadiendo también a algunos inmigrantes de circular por la zona. Eso no impidió, no obstante, que algunos de ellos hayan sido abucheados e increpados por los vecinos.

Los vecinos han dejado patente su indignación por los altercados de la manifestación del pasado lunes, donde se destrozó mobiliario urbano y se causó daños a algunos vehículos, al tiempo que han censurado la escasa presencia policial en contraste con el numeroso grupo de malienses llegados desde todo el país. El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha admitido que a los malienses “se les fue la manifestación de las manos” y ha garantizado que se sancionará a los autores de los actos vandálicos. La propia Embajada de Malí en España se ha puesto en contacto con la Subdelegación del Gobierno para exigir celeridad en la investigación del joven temporero Tidiany Coulibaly, de 22 años, del que no se sabe nada desde que protagonizó una discusión con el empresario que lo tenía contratado en la campaña de la aceituna a cuenta del supuesto incumplimiento en el convenio colectivo del campo. Familiares de este empresario han estado presentes en la concentración vecinal de este miércoles.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS