Arias Cañete aspira a vender por 300 millones la finca La Almoraima

La Consejería de Medio Ambiente estudia si tiene margen legal para frenar la operación

Finca La Almoraima, ubicada en Castellar de la Frontera (Cádiz).
Finca La Almoraima, ubicada en Castellar de la Frontera (Cádiz).julián rojas

300 millones de euros. Es el precio de salida que el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, pone a la finca La Almoraima, un gigantesco latifundio de 14.113,1 hectáreas ubicado en Castellar de La Frontera (Cádiz). Esta finca, en manos del Estado desde 1983, está en venta desde hace unos meses, algo a lo que la Junta de Andalucía se opone.

El ministro se ha reunido en Madrid con la consejera andaluza de Medio Ambiente, María Jesús Serrano. Uno de los asuntos que se abordaron fue el de La Almoraima. El Gobierno central propone su venta y que, teóricamente, se destine a fines turísticos. Tras el encuentro, Serrano ha sostenido que el precio de partida que Cañete maneja son esos 300 millones de euros. Una portavoz del ministerio confirmado esa cifra. En octubre, la directora de la empresa pública que gestiona La Almoraima señaló a este periódico que el Estado esperaba lograr entre 180 y 250 millones por la venta. Según Serrano, el ministro le ha trasladado que los inversores interesados en el latifundio son extranjeros, aunque no ha concretado más.

Cesión

A la reunión la consejera ha acudido con una petición bajo el brazo: que el Estado no venda la finca y se la ceda a Andalucía. Serrano se ha vuelto con un “no” como respuesta a esta demanda: “dicen que se la compremos”, algo que en este momento de crisis y con el precio del que ha hablado el ministro parece imposible. Tras la negativa de Cañete, la consejería estudia ahora si tiene margen legal para frenar la operación de venta.

Hubo más sintonía entre Cañete y Serrano en lo referido a la programación de obras hidráulicas para los próximo años. Además, según ha detallado la Consejería de Medio Ambiente, el ministerio se comprometió a realizar un estudio científico “solido y solvente” sobre el Acuífero 27, que nutre al parque de Doñana. Los ecologistas se quejan de que la presión urbana y de la agricultura ha hecho que esta masa de agua esté sobreexplotada. El estudio del ministerio sería la forma de zanjar este debate.

En el encuentro también se abordó la futura Ley de Parques Nacionales. Según Serrano, Cañete se ha comprometido a corregir la norma si el Consejo de Estado reconoce, como opina Andalucía, que el anteproyecto invade competencias autonómicas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS