La estación de esquí de Port Ainé, cerrada diez días para reparar la carretera

Las fuertes lluvias de los últimos días han provocado desprendimientos de tierra y rocas

La estación de esquí de Port Ainé (Pallars Sobirà), gestionada por la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), permanecerá cerrada durante 10 días para poder acometer obras de reparación en la carretera de acceso al complejo.

Las fuertes lluvias caídas en los últimos días han provocado desprendimientos de tierra y rocas sobre la calzada. Ante el riesgo de que la montaña continúe cediendo, los responsables de la estación han decidido cerrar el acceso hasta que se hayan ejecutado los trabajos de limpieza y estabilidad de la montaña. Los operarios tendrán que colocar mallas protectoras de forma provisional en una superficie de unos 800 metros cuadrados.

En la estación de Port Ainé hay en estos momentos un centenar de esquiadores, a los cuales no afectará el cierre, ya que podrán seguir esquiando y pernoctando en los hoteles de la estación. A este grupo de personas se les abrirá paso con todas las medidas de seguridad cuando decidan marchar. Mientras duren las obras, las reservas de cursos se desviarán hacia la estación vecina de Espot, también gestionada por FGC.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS