Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Se meten con los más débiles”

Los discapacitados piden a los Reyes Magos que la Generalitat retire el copago en sus centros

Elena Sánchez entrega a un paje del rey mago Baltasar su carta para pedir que se retire el copago a discapacitados.
Elena Sánchez entrega a un paje del rey mago Baltasar su carta para pedir que se retire el copago a discapacitados.

Concentraciones, marchas, recursos... Los discapacitados y dependientes de la Comunidad Valenciana han protestado de todas las maneras posibles contra el nuevo recorte en sus prestaciones, que ha llegado este 1 de enero en forma de copago de los servicios de residencias y centros ocupacionales. Ante la falta de reacción de la Generalitat, ya solo quedaban los Reyes Magos, a los que se han dirigido hoy usuarios, trabajadores y familiares en Valencia para que trasladen a quien corresponda su petición de que se elimine esta nueva carga económica.

"Parece mentira que se metan con los más débiles. Nos están asfixiando y les escribo para que se entere toda España", decía la carta de Elena Sánchez, de 33 años, que acude al centro ocupacional para discapacitados intelectuales de Quart de Poblet (Valencia). Muy resuelta se ha sentado junto a un paje del rey mago Baltasar en la jaima instalada por el Bioparc en los jardines del Parterre de Valencia y le ha leído su misiva, que solo reclama la retirada de un copago que provocará que "muchos" de sus compañeros dejen la institución asistencial por no poder "hacer frente a todos los pagos".

Eso mismo teme Esther Guillemot, trabajadora del mismo centro del patronato municipal Francisco Esteve de Quart, que cree que la acumulación de recortes impedirá a muchas familias correr con el gasto del servicio. "No sabemos si los centros van a ser sostenibles. Muchas familias nos han dicho que dejarán de venir", se lamentaba esta mañana Esther, que ha criticado también la "prisa" que se dio la Consejería de Bienestar Social por enviar a las familias la carta en la que les comunica lo que deberán pagar. "Algunas llevaban el sello de salida del 3 de diciembre, que es precisamente el Día Internacional de la Discapacidad", explicó.

Otros trabajadores de centros, como Rosa Sánchez, han incidido en el copago penaliza a aquellos que han ahorrado para el futuro de sus familiares discapacitados o dependientes, ya que la contribución a abonar se calcula en función de los ingresos y el patrimonio de los afectados. "Por ejemplo, afecta mucho a los huérfanos porque cobran pensión por su condición y por la discapacidad", ha explicado Rosa, que ha añadido: "Hay familias a las que les piden 400 euros al mes o más, y no pueden hacer frente a ese gasto".

Antonio Jiménez, de Comisiones Obreras y de la Coordinadora de Discapacidad y Dependencia, ha denunciado que la Generalitat aplica el decreto del copago sin esperar a que el Gobierno lo desarrolle y establezca el máximo a cobrar. "Aquí ya han decidido que llegue al 90% del coste de la plaza", ha criticado Jiménez.

Los usuarios tienen previsto acudir el día 8 a las 11.00 a la delegación territorial de Bienestar Social para entregar sus recursos contra el copago. "En realidad es un re-copago, porque ya los ha habido anteriores", puntualiza Susana Delgado, auxiliar del centro María Rafols de Utiel. "Respeto y dignidad para la discapacidad", pide en su carta a los Reyes Magos.